VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo LO ÚLTIMO - Pedro Castillo firma la ley que autoriza retirar hasta S/ 18.400 de las AFP

El drama de Pete Broadhurst, el hombre que no puede cerrar los ojos desde hace 3 años

Su caso ha afectado su visión, por lo que ya no puede conducir un automóvil o distinguir las expresiones faciales de las personas. Incluso se cerraba los ojos con cinta adhesiva para poder dormir: Ningún hospital privado quiere operarlo, en Reino Unido.

Pete usa gotas ocho veces al día para evitar que se sequen. Foto: SWNS/Pete Broadhurst
Pete usa gotas ocho veces al día para evitar que se sequen. Foto: SWNS/Pete Broadhurst
Mundo LR

Pete Broadhurst, un residente de Reino Unido de 79 años, en el año 2019 gastó 13.000 euros en una operación de cirugía estética en sus mejillas. Sin embargo, las cosas no salieron bien debido a una mala praxis y ahora ya no puede cerrar los ojos.

Luego de varias cirugías correctivas, su ojo izquierdo continúa permanentemente abierto, lo que le está ocasionando diversos tipos de problemas.

PUEDES VER: Músico nazi y antivacunas muere por COVID-19: creía que la pandemia era “un complot judío”

Pete tiene que taparse los ojos cuando duerme y hace uso de gotas, ocho veces al día, para evitar que se sequen.

¿Cómo inició el problema de Pete Broadhurst?

A finales de enero de 2019, el septuagenario se sometió a un estiramiento de cuello, una blefaroplastia debajo de los ojos y una rinoplastia, reporta La Vanguardia.

La operación duró nueve horas y al día siguiente fue dado de alta. La intervención parecía haber concluido con éxito, pero prontamente notó que sus ojos estaban muy irritados y llorosos.

PUEDES VER: Hallan muerta a una mujer de 62 años y detienen a su yerno como único sospechoso

“Parecía que me habían golpeado. Fue horrible y no podía cerrar los ojos. Estuve enfermo toda la noche. El día después de la cirugía deseé no haber ido nunca”, aseguró. Ante esto, los galenos que lo trataron le indicaron que su caso era normal, que solo tenía que esperar a que su cuerpo se acomodara a los cambios y cicatrizara correctamente.

Al ver que no mejoraba, nuevamente pidió asistencia. Es ahí cuando le detectaron una complicación de la cirugía de párpados llamada ectropión, una condición en la que los párpados inferiores se separan del globo ocular e impiden que los ojos se cierren por completo.

Tras detectarle este problema, fue sometido a una nueva cirugía gratuita para un injerto de piel que pudiera ayudar a que sus mejillas se encontraran con sus párpados, pero no funcionó.

PUEDES VER: Antivacunas irrumpen en un hospital para sacar a un niño que necesitaba inmunización

Han pasado tres años y desde ese día no puede manejar o distinguir las expresiones faciales de las personas. Tampoco puede practicar tiro al blanco, su hobby. Durante años incluso se cerraba los ojos con cinta adhesiva para poder dormir, consigna The Daily Mail.

Broadhurst relata que ningún hospital privado quiere operarlo, ya que podrían agravar sus problemas de visión.

“Un día, al subir al colectivo, un hombre me dijo: ‘Dios mío, ¿qué te pasó en la cara?’. De sentirme mal pasé a sentirme peor”, contó en una entrevista. “Ahora solo me preocupa que mis ojos estén cómodos. Solo quiero alivio. Sea quien sea en quien confíes, incluso un cirujano de primera, por favor, ten cuidado porque puede arruinar tu vida”, aseguró Pete.

LR PODCAST: escucha el último episodio de Vuelta al Mundo

Lazy loaded component