ESPECIAL DE LR DATA - Viruela del mono: entre el miedo y la desinformación PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Acusan a Putin de querer invadir Ucrania: ¿es inminente una guerra entre EE. UU. y Rusia?

Ucrania sufrió un masivo ciberataque. “Se presume viene de Moscú, por lo cual ya estaríamos con el conflicto empezado”, señaló un experto tras una semana de negociaciones estériles entre EE. UU. y Rusia.

Joe Biden y Vladimir Putin hasta ahora optan por la diplomacia para tratar la situación en Ucrania. Foto: composición de Jazmin Ceras / La República
Joe Biden y Vladimir Putin hasta ahora optan por la diplomacia para tratar la situación en Ucrania. Foto: composición de Jazmin Ceras / La República
Adolfo Cuicas

Estados Unidos acusó el viernes 14 de enero a Rusia de preparar un “pretexto” para justificar una invasión a Ucrania, país que está en el medio de una nueva disputa entre ambas potencias, la cual involucra también a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y a la Unión Europea (UE).

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, denunció que Rusia prepara una operación de sabotaje que podría servir de “pretexto para una invasión” a Ucrania, una de las naciones que se formó tras la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Aunque Rusia rechazó las acusaciones, según la agencia AFP, luego de una semana de conversaciones ineficaces entre EE. UU. y sus aliados con Moscú, analistas no descartan un escenario de guerra entre ambos países.

Lazy loaded component

Daniel García, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional del Ecuador, mencionó a este diario que Rusia tiene unos 100.000 efectivos militares cerca de su frontera con Ucrania.

PUEDES VER: ¿Qué tan factible es que Rusia despliegue tropas en Venezuela, a 4.500 km de EE. UU.?

“La historia de la guerra está repleta de ejemplos de errores de cálculo, errores de comprensión mutua, entonces una vez desplegado el componente militar, siempre hay un elemento de irracionalidad, un elemento que no puede ser predicho”, comentó.

La posición de Rusia

El Kremlin ha exigido una serie de garantías de seguridad, incluso para decidir sobre nuevas consultas con EE. UU. y la OTAN, como reiteró el embajador ruso en suelo norteamericano, Anatoli Antónov.

“Esperamos de Washington y Bruselas respuestas escritas a los borradores de nuestros acuerdos. Decidiremos, basándonos en estas, sobre la necesidad de continuar el trabajo conjunto en el futuro”, recalcó Antónov en un comentario para la revista Newsweek.

Mapa con los países miembros de la OTAN. Infografía: AFP

Tal como había declarado Washington, el diplomático señaló que las recientes negociaciones sobre el tema con EE. UU. y la OTAN no dieron resultados.

PUEDES VER: La erupción en Tonga genera “pequeñas olas de tsunami” en el Caribe

“Rusia reclama que Ucrania sea parte de su esfera de influencia, que no ingrese a la UE y que nunca llegue a formar parte de la OTAN”, explicó García. “La línea roja es la no inclusión de Ucrania en la OTAN”.

Para el experto, las demandas que el presidente ruso Vladimir Putin plantea “son extremadamente ambiciosas”, por lo tanto “veo muy difícil que Estados Unidos las acepte”.

“Básicamente plantean líneas rojas a la actividad de la OTAN en Europa del Este, presencia de tropas, de misiles, relaciones de entrenamiento, de asesoramientos a países no miembros (...) En la práctica, EE. UU. estaría concediendo a Putin, a Rusia, una esfera de influencia en sus áreas contiguas, y esto, para la noción estadounidense del orden internacional, es inaceptable”, dijo.

Entretanto, la secretaria de Estado adjunta norteamericana, Victoria Nuland, apostó este sábado 15 de enero por la diplomacia para “lograr la distensión y lograr algún progreso en varios temas”.

PUEDES VER: Leyes misóginas: países donde el violador se puede casar con su víctima para evadir la justicia

Entrevistada por Financial Times, aseguró que Estados Unidos quiere mantener el diálogo con Rusia. “Consideramos que eso debe realizarse sobre la base de la reciprocidad, en particular, que ellos expresen sus molestias, pero nosotros también contamos con nuestros temores”.

¿Guerra entre EE. UU. y Rusia?

Diversos analistas se abstienen de hablar puntualmente de guerra, pero resaltan que el panorama no es halagüeño. De hecho, Ucrania sufrió un potente ciberataque contra webs de varios ministerios ucranianos, incluido el de Relaciones Exteriores

“Se presume vienen de Rusia, por lo cual ya estaríamos con el conflicto empezado”, afirmó García. “Por más que las potencias no tengan el objetivo de ir a la guerra, se puede entrar en espirales de escalamiento, en un conjunto de acciones y reacciones no esperadas, que lleven al estallido de un conflicto”.

En ese sentido, aunque el ciberataque no fue reivindicado, el portavoz de la Cancillería ucraniana, Oleg Nikolenko, habló de “indicios preliminares” de que “podría ser obra de grupos piratas informáticos asociados a los servicios secretos rusos”.

PUEDES VER: Efecto Forer y otros trucos psicológicos: ¿por qué crees en el horóscopo y predicciones?

En varias ocasiones Rusia ha repudiado las acusaciones de Occidente y de Ucrania de que está tomando una “actividad agresiva”. Por el contrario, enfatiza que no planea agredir a nadie.

Dimes y diretes que dilatan un choque que no tiene fin hasta ahora y amenaza con extenderse aun más. García, quien también es sociólogo con mención en relaciones internacionales, apuntó que “los avances son extremadamente complejos”.

“Hay choque de intereses y demandas que resultan muy difícil de compatibilizar, de negociar (...) las demandas de las potencias son absolutistas y difíciles de negociar”, subrayó.

No obstante, aclaró que no observa un horizonte bélico con base en los hechos. “Una amenaza inminente de invasión por parte de Rusia requeriría por lo menos 500 mil soldados”, puntualizó.

PUEDES VER: Corea del Norte informa que volvió a lanzar sus últimos misiles desde un tren

Especialistas han manifestado que Putin no estaría dispuesto a entrar en guerra, dadas las dificultades económicas que afronta Rusia tras la pandemia de COVID-19.

En opinión de García, el despliegue actual en la frontera con Ucrania “sería un modo de presión para negociaciones, no existiría la intención de Putin de invadir el país entero”.