ALERTA - Revisa la tabla de posiciones antes de la nueva fecha de Eliminatorias Qatar 2022 Chile vs Argentina - Cómo llegan ambas selecciones y otros detalles del partido clave de hoy en Calama

Hallan el cadáver de un bebé en un penal de México

La asociación civil Reinserta sospecha que el menor fue ingresado al centro penitenciario durante una visita familiar para introducir droga.

Vista general del Centro Federal de Readaptación Social en Puebla. Foto: EFE
Vista general del Centro Federal de Readaptación Social en Puebla. Foto: EFE
Mundo LR

En México, el cadáver de un bebé de tres meses apareció en la basura del penal de San Miguel, en la ciudad de Puebla. El hecho fue denunciado este viernes 14 de enero por la asociación civil Reinserta.

La organización, que trabaja en las cárceles mexicanas, aseguró que el bebé ingresó durante una visita familiar. Asimismo, debido a que su cadáver fue encontrado con un corte en el abdomen, se sospecha que fue utilizado para introducir droga al centro penitenciario.

PUEDES VER: Argentina: médico abusó sexualmente de paciente en estado vegetativo

Por su parte, Saskia Niño de Rivera, directora de Reinserta, pidió al gobernador del Estado, Miguel Barbosa, y al director del penal, Jorge Gómez Torres, iniciar una investigación para dar con los responsables. Además, los acusó de ser incapaces de mantener el control de la prisión.

Esta afirmación se da porque ”pasó desapercibido el asesinato de este bebé y que un interno del mismo penal fuera quien notificara sobre este hecho al encontrarlo en los contenedores de basura”, añadió el comunicado.

De acuerdo con medios locales, como Milenio Televisión, el cuerpo del bebé fue descubierto el 5 de enero pasado. Un interno que trabajaba en los contenedores de material de plástico reciclable, conocido como PET, encontró el cuerpo del bebé cubierto con cal y dentro de una bolsa.

PUEDES VER: Inteligencia británica detecta que espía china se infiltró en el Parlamento

Sin embargo, apenas el 13 de enero se dieron a conocer los hechos, ya que la información se está manejando con bastante hermetismo. Este caso refleja la crisis de derechos humanos que viven los penales de México, según Reinserta.

“Reprobamos la falta de implementación de los protocolos de ingreso y la falta de espacios seguros para que las niñas y niños que están directa o indirectamente en contacto con las cárceles puedan convivir con sus familiares de forma segura”, sentenció la organización.