FERIADO 29 DE JUNIO - ¿Trabajadores del sector privado descansarán en esta fecha? PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Cómo se desarrolla el segundo día de protesta a nivel nacional?

Aborto en Argentina: balance tras el primer año de legalización de este derecho para las mujeres

Los mayores desafíos son la necesidad de más profesionales que realicen la práctica y la difusión de campañas para informar a la población sobre sus derechos en salud sexual y reproductiva.

Manifestación pro aborto en Argentina en diciembre de 2020. Foto: AFP
Manifestación pro aborto en Argentina en diciembre de 2020. Foto: AFP
Mundo LR

El 30 de diciembre de 2020 se aprobó en Argentina la Ley de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta la semana 14 y fuera del plazo definido para los casos de violación o riesgo de la salud de la mujer o persona gestante. Un año después de la legalización del aborto, el Ministerio de Salud ha registrado 25.894 interrupciones de embarazo durante el primer semestre del 2021.

Se ha identificado el mayor número en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con 5,6 cada 1.000 mujeres y seguida por Tierra del Fuego, con 4,2. Asimismo, las provincias donde menos abortos se notificaron son Corrientes, Formosa y Misiones, con 0,6 cada 1.000 mujeres. Sin embargo, los datos deben analizarse con sumo cuidado. Entérate en esta nota por qué.

PUEDES VER: Ruth Luque presenta proyecto de ley para despenalizar el aborto en caso de violación sexual

Deficiencia en el registro de abortos

“Primero, estos son datos solo del sector público, o sea que no incluyen lo que ocurre en las obras sociales o las prepagas”, señaló Silvina Ramos al medio Chequeado. Ella es investigadora del Centro de Estudio de Estado y Sociedad (Cedes) y una de las autoras del informe del Proyecto Mirar, que monitorea la implementación de la ley.

La autoridad explicó que al tratarse de solo seis meses no se puede evaluar el comportamiento de la población y resaltó, además, que todavía hay deficiencias en el sistema de reporte. En esta línea, Valeria Isla, directora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Nación, reveló ante el mismo medio que se está desarrollando el sistema para el registro de abortos con la finalidad de hacer un seguimiento continuo. Esperan su lanzamiento en febrero o marzo de 2022.

PUEDES VER: Muere a los 76 años, Sarah Weddington, la abogada que consiguió el derecho al aborto en EE. UU.

Evidencias de un mayor acceso al aborto legal

La entrega de misoprostol —un medicamento recomendado por la OMS para un aborto seguro— por parte del Gobierno argentino creció este último año: pasó de 18.590 durante todo 2020 a 18.820 solo en los primeros seis meses de 2021. Cabe resaltar que a estas entregas se les debe añadir las compras que las propias provincias pueden realizar, como es el caso de Santa Fe, que se abastece a través del Laboratorio Industrial Farmacéutico.

Asimismo, las llamadas al número 0800, implementado por el Ministerio de Salud para responder a consultas y guiar en el proceso, también aumentaron de manera significativa desde que se aprobó la ley. Sin embargo, Isla advirtió que los desafíos todavía son varios: “Hay que avanzar en que haya más equipos en la salud primaria que los realicen”.

¿Cuáles son los desafíos luego de la legalización del aborto?

Lucila Galkin, directora de Género y Diversidad de Amnistía Internacional, comentó a Chequeado que hay localidades en las que no hay efectores y las mujeres tienen que recorrer cientos de kilómetros para poder acceder. “Es el caso de Andalgalá, en Catamarca, donde las personas tienen que irse hasta San Fernando del Valle de Catamarca, a 185 km. Esto implica un viaje de tres horas y media, dadas las condiciones geográficas propias del territorio, para llegar al único hospital garante de la interrupción voluntaria y legal del embarazo”, agregó.

Pero no es el único desafío: “El principal obstáculo al año de vigencia de la ley es la falta de campañas. En las entrevistas que hicimos vimos que hay mucha desesperación de las mujeres que no saben a dónde acudir”, señaló Galkin.