FERIADO 29 DE JUNIO - ¿Trabajadores del sector privado descansarán en esta fecha? EN VIVO - Ciclón Tropical en Venezuela: tormenta arribó en horas de la madrugada

El impacto de ómicron sobre los vuelos pone en jaque a la industria aeronáutica y el turismo nuevamente

Durante la Nochebuena y Navidad, unos 5.000 vuelos se cancelaron en todo el mundo debido al avance de variante ómicron de coronavirus. Caos en los aeropuertos por los miles de turistas varados pone en alerta una importante industria para la economía global.

Los vuelos de miles de personas que esperaban llegar a casa en Navidad se cancelaron. Foto: EFE
Los vuelos de miles de personas que esperaban llegar a casa en Navidad se cancelaron. Foto: EFE
José Alván

Al menos unos 5.000 vuelos fueron cancelados en todo el mundo durante los días de Nochebuena y Navidad. Esto ocurrió debido al fuerte impacto de la variante ómicron sobre el personal de las grandes líneas aéreas.

A las once de la noche del 24 de diciembre, ya se habían suspendido 4.900 vuelos, mientras que 15.837 habían sufrido retrasos de última hora, según indicó la empresa Flight Aware, especializada en proporcionar información sobre el tráfico aéreo en tiempo real.

En los aeropuertos de Estados Unidos, miles de personas esperaban desde la mañana del sábado regresar a casa en Navidad. Dicha situación se complicó porque en diferentes estados del país el clima extremo causó más complicaciones.

PUEDES VER China reporta su mayor número de contagios de coronavirus en 4 meses

Consultadas por los medios locales, varias aerolíneas importantes, incluidas United, Delta y Alaska, dijeron que se habían visto obligadas a cancelar cientos de vuelos de Nochebuena y Navidad porque sus empleados y miembros de la tripulación, se habrían contagiado de la variante ómicron.

Para el analista internacional Antonio Camborda, se trata de un golpe certero a la industria aeronáutica y al turismo en el mundo, en una fecha en la que miles viajan para retornar a casa y aprovechar sus vacaciones.

El otro problema que trae es la vulnerabilidad de la tripulación de estas grandes empresas aéreas, que se supone están altamente entrenados para estar preparados y atender a los usuarios durante un vuelo. Ese es un proceso que toma algunos meses y retrasará el reencause de los vuelos, sostiene Camborda.

En un comunicado, la empresa Delta dijo que estaba tratando de reprogramar los vuelos y a la tripulación para poder proceder con los viajes. Aún así, el 8% de sus operaciones fueron canceladas. La empresa atribuyó este impase la variante ómicron, pero también a las severas condiciones climatológicas que amenazan el norte del país, desde el estado de Washintong hasta el sur de California.

PUEDES VER: Vacunas y desacuerdos entre países: el mensaje del papa Francisco que sensibiliza al mundo por Navidad

El impacto sobre las tripulaciones

Una portavoz de United, Maddie King, dijo este sábado a Efe que el aumento de contagios por ómicron en Estados Unidos está teniendo un “impacto directo” en las tripulaciones de vuelo y el resto del personal de la compañía, que tiene que quedarse en casa para recuperarse de la enfermedad y no contagiar a otros.

Por su parte, Delta ha atribuido las cancelaciones a ómicron, pero también a las condiciones meteorológicas con tormentas de nieve que amenazan al oeste de EE. UU.

PUEDES VER: Cómo se recibe la Navidad en el mundo, en las segundas fiestas seguidas en pandemia

Sin embargo, otras aerolíneas como American y Southwest, han asegurado que sus operaciones se están desarrollando con normalidad y apenas han experimentado cancelaciones.

Esa dos aerolíneas, sin embargo, sí tuvieron que suspender cientos de trayectos a finales de octubre.

Por su parte, la alemana Lufthansa informó el último viernes de la cancelación de varias rutas transatlánticas durante las vacaciones navideñas debido a un “aumento masivo” de las bajas por enfermedad entre sus pilotos, recogen medios locales.

Con información de AFP