Muere un cuarto estudiante tras el tiroteo en la escuela secundaria de EE. UU.

Las víctimas tenían entre 14 y 17 años y aún hay 7 personas heridas. Todavía se desconocen los motivos del atacante, quien tiene 15 años.

Los familiares y amigos han realizado una vigilia en memoria de las víctimas. Foto: AFP
Los familiares y amigos han realizado una vigilia en memoria de las víctimas. Foto: AFP
Mundo LR

Un joven de 17 años murió, este miércoles 1 de diciembre, como consecuencia de las heridas recibidas tras el tiroteo del último martes en una escuela secundaria en Estados Unidos. El número de adolescentes asesinados asciende a cuatro, mientras que aún hay siete heridos, informaron las autoridades locales.

El fallecimiento se produjo esta mañana, según confirmó el ayudante del comisario de policía del condado de Oakland, Mike McCabe, en un mensaje en la red social Twitter.

Foto: USA TODAY

El autor del tiroteo, que se encuentra detenido, es otro estudiante de 15 años de la Escuela Secundaria de Oxford, una localidad situada a unos 50 kilómetros al norte de Detroit (Michigan).

PUEDES VER: Ómicron: ¿qué medidas está tomando América Latina ante la amenaza de la nueva variante?

De acuerdo con el relato de lo sucedido por parte de las autoridades, el tirador accedió al centro educativo con el arma guardada en su mochila y se dirigió al baño.

Poco después, salió con una pistola modelo Sig Sauer de nueve milímetros en mano y empezó a disparar a diferentes alumnos que se encontraban cerca del cuarto de baño.

Las otras tres víctimas mortales, un chico de 16 años y dos chicas de 14 y 17 años, eran estudiantes de ese instituto, que tiene cerca de 1.800 alumnos.

PUEDES VER: Japón confirma que un viajero procedente de Perú llegó contagiado con variante ómicron

El tirador no resultó herido y “se rindió sin problemas”. Por el momento, no ha dado ninguna razón por la que cometió el crimen y ha pedido un abogado, según el ayudante del sheriff.

McCabe destacó, por otra parte, la rapidez con la que los responsables del instituto y los alumnos supieron reaccionar para evitar una tragedia mayor, pues siguieron todos los protocolos para protegerse del tirador a la espera de la policía.