Más de 60 personas quedan atrapadas durante tres días en un bar por una tormenta de nieve

A pesar de las duras condiciones climáticas en Reino Unido, todos los asistentes estaban de buen humor y pudieron disfrutar de bebidas disponibles. El gerente del bar aseguró que algunos no querían marcharse.

El personal del bar aconsejó a los asistentes permanecer en el bar, en lugar de emprender un peligroso viaje de regreso a sus casas. Foto: Facebook/Tan Hill Inn
El personal del bar aconsejó a los asistentes permanecer en el bar, en lugar de emprender un peligroso viaje de regreso a sus casas. Foto: Facebook/Tan Hill Inn
Mundo LR

Decenas de personas quedaron atrapadas por tres días en un bar del condado de Yorkshire del Norte, en Reino Unido, luego de que una intensa tormenta de nieve azotara a la localidad británica. La severa condición climática duró desde el 26 de noviembre hasta el 29 del mismo mes.

Los clientes, que habían acudido al establecimiento el último viernes para disfrutar de la banda musical Noasis, tuvieron que quedarse en el sitio más tiempo del planeado antes de que la mayoría consiguiera abandonar el lugar por un camino despejado este lunes, informó el portal The Guardian.

En diálogo con el diario The Yorkshire Post, Mike Kenny, el propietario de Tan Hill Inn, conocido como el ‘pub más alto del Reino Unido’, contó que las cosas comenzaron a ponerse “complicadas” alrededor de las 9.00 p. m. (hora local) del viernes y el personal aconsejó a los asistentes permanecer en el bar, en lugar de emprender un arriesgado viaje de regreso a sus viviendas.

PUEDES VER: Ciclista queda cuadripléjico durante competición y sus amigos le dan una enorme sorpresa

La mayoría de los huéspedes durmieron en sofás y colchones tendidos en el piso y tenían acceso a las duchas. Además, tuvieron la oportunidad de ver películas proyectadas y disfrutaron de un almuerzo el domingo.

Debido a la ventisca, que generó que grandes montículos de nieve cubriran las ventanas de las instalaciones, los trabajadores tuvieron que excavar un túnel desde la puerta principal. No obstante, las carreteras permanecieron intransitables durante todo el fin de semana a causa, en parte, de la caída de cables eléctricos.

Nicola Townsend, gerente general del bar, sostuvo que, pese a las severas condiciones climáticas, todos los huéspedes se encontraban de buen humor y algunos incluso no querían irse. “De hecho, todos nos hemos hecho muy buenos amigos. (...) Vinieron como extraños y se van como amigos, de verdad lo son”, expresó.

PUEDES VER: “En 30 años, nunca vi algo así”: forense se quiebra ante caso de niño torturado hasta la muerte

Por otra parte, uno de los clientes Martin Overton declaró a la cadena británica BBC que el ambiente era “muy bueno” y con “mucha cerveza disponible”.

No es la primera vez que sucede un incidente así en Tan Hall Inn. El pub, que se encuentra a 528 metros sobre el nivel del mar, albergó a los empleados y a cuatro clientes durante cinco días en 2013 después de que una gran cantidad de nieve cortara las comunicaciones por la autopista.