Muere niño indígena en condición de desplazamiento en Colombia

El menor de 3 años murió por las bajas temperaturas. La comunidad embera se encuentra asentada en el Parque Nacional de Bogotá a causa de la violencia en su territorio de origen.

Desde hace dos meses, la comunidad embera se aloja en el Parque Nacional de Bogotá. Foto: Colprensa
Desde hace dos meses, la comunidad embera se aloja en el Parque Nacional de Bogotá. Foto: Colprensa
Agencia Sputnik News

Un niño de 3 años de edad, quien pertenecía a la comunidad indígena embera, asentada desde hace dos meses en el céntrico Parque Nacional, de Bogotá, en condición de desplazamiento, murió este domingo debido a las bajas temperaturas del lugar y las escasas condiciones sanitarias.

“Se confirma que fue atendido en el Hospital Universitario San Ignacio el día de hoy, 28 de noviembre, y se brindó toda la atención necesaria para el caso”, indicó ese centro médico en un comunicado.

PUEDES VER: Perrito callejero perdido durante un mes en el volcán más alto de México fue rescatado

Según el reporte, “se brindó toda la atención necesaria” y “por su estado de salud, se practicaron maniobras de reanimación, pero finalmente falleció”, agregó el Hospital, ubicado a un costado del parque de 283 hectáreas de extensión.

El menor fue identificado como Yhosquin Murry Queregama, según reporta la prensa local.

Según María Violeta Medina, vocera del Pueblo Nasa, el pasado 8 de noviembre, la comunidad embera emitió una alerta sobre las condiciones de salud de sus integrantes que permanecen en el parque.

Agregó que el último 23 de octubre se le pidió a las autoridades de Bogotá que designaran una brigada de salud para atender las necesidades médicas de los indígenas. Esto, debido a las bajas temperaturas que se registran en la noche.

PUEDES VER: Gabriel Boric gana en segunda vuelta a José Antonio Kast, según encuesta Pulso Ciudadano

Medina, quien dio las declaraciones al diario El Tiempo, agregó que los funcionarios “no la escucharon”.

Desde hace dos meses, unos 1.450 indígenas embera se encuentran asentados en el parque en condición de desplazamiento, debido al incremento de la violencia en sus territorios, mientras esperan por ser reubicados.