CE: Ha empezado una “carrera contra el reloj” con la propagación de variante ómicron

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea (CE), también pidió prudencia en tanto los científicos analizan este nuevo linaje identificado en Sudáfrica.

La Republica
Agregó que el contrato incluye una cláusula en caso de la aparición de una variante que escape de la efectividad de la actual vacuna. Foto: AFP
Agencia EFE

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, declaró este domingo 28 de noviembre en Riga que la nueva variante ómicron del coronavirus abrió una “carrera contrarreloj” y subrayó la necesidad de “ganar tiempo” agilizando la vacunación y reduciendo los contactos.

“Nos tomamos esta ómicron muy en serio. Estamos ahora en una carrera contrarreloj, porque no lo sabemos todo acerca de esta variante, pero es una variante de preocupación”, dijo en una conferencia de prensa conjunta con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el presidente letón, Krisjanis Karins.

Indicó que la ciencia necesita entre dos a tres semanas para tener una “imagen completa” sobre “las características de las mutaciones” de esta nueva variante.

PUEDES VER: La médica sudafricana que dio la voz de alarma por variante ómicron revela qué síntomas genera

Por eso, agregó, hay que “usar el tiempo” para tomar acciones de precaución, y señaló que la “máxima prioridad” ahora es reducir los contactos, vacunar y administrar dosis de refuerzo “tanto como se pueda” y cumplir con las normas de distanciamiento social, higiene y uso de mascarilla.

Asimismo, subrayó la importancia de secuenciar y de rastrear contactos allí donde se detecten contagios. También se refirió al tercer contrato que firmó la CE en verano con la biotecnológica alemana BioNTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer con el fin de reservar 1.800 millones de dosis adicionales de la vacuna contra la COVID-19.

“En este aspecto, estamos sobre seguro”, dijo.

Agregó que el contrato incluye una cláusula en caso de la aparición de una variante que escape de la efectividad de la actual vacuna y según la cual BionTech/Pfizer se compromete a adaptar su fórmula a la nueva mutación en un plazo de cien días.