“Dile a mis hijos que los amo”: joven madre muere tras someterse a una cirugía estética

La mujer de 32 años que viajó a Florida desde Nueva Jersey para realizarse una lipo 360 sufrió varias convulsiones antes de morir.

Las amigas Jeanine Ellis y Rachelle Demóstenes esperaban con interés su viaje a Miami en agosto. Foto: captura de Local 10
Las amigas Jeanine Ellis y Rachelle Demóstenes esperaban con interés su viaje a Miami en agosto. Foto: captura de Local 10
Mundo LR

La travesía para obtener del cuerpo de ensueño terminó siendo una pesadilla. Una mujer de 32 años de edad viajó junto con su amiga al sur de Florida desde Nueva Jersey para realizarse una cirugía estética. Las damas se sometieron a procedimientos conocidos como lipo 360 y un levantamiento de glúteos brasileños sin saber que estas acciones les causarían daños irreparables.

El dúo de amigas decidió enrumbar a New Jersey para realizarse una operación. Rachel y Ellis llegaron al sitio donde se sometieron a las cirugías para que luego la clínica las trasladará a una “casa de recuperación quirúrgica”. Dicho establecimiento no contaba con licencia. Pagaron 300 dólares para una estadía de dos noches donde les prometieron que habría una enfermera durante 24 horas para estar al tanto de ellas, contó Jeanine Ellis en una entrevista para el medio web Local10.

Rachel Demóstenes llegó primero después de someterse a una cirugía temprano esa mañana y llamó a su amiga (Ellis) angustiada. “Tengo mucho dolor, pero solo me dieron dos pastillas”.

PUEDES VER: Personal de limpieza del Hospital Regional de Lambayeque denuncia falta de pagos

Ellis contó que cuando llegó ambas mujeres decidieron descansar. Pero horas más tarde se despertó con gritos y la gente se reunió alrededor de Demóstenes, que había perdido la conciencia. “La enfermera viene a darle la infusión intravenosa. Le dije: ‘No más. Ninguna enfermera necesita venir. El 911 tiene que llegar. Tienes que llamar ahora’”, dijo Ellis. “¿Solo quieres dejar que alguien se siente allí y muera? Me di cuenta de que no quería llamar al 911″.

Era tanta la desesperación que alguien ajeno a la clínica tuvo que prestarle el teléfono móvil a Ellis. “Otra mujer recuperándose en la casa consiguió su teléfono celular para llamar a los paramédicos. Miami Fire Rescue respondió y llevó a mi amiga al hospital, señalando en su informe que encontraron a una paciente con convulsiones, observando que podría haber sufrido una sobredosis involuntaria de analgésicos”.

Lamentablemente, Rachel sufrió otra convulsión y su corazón se detuvo, y en menos de 24 horas después de la cirugía estética estaba muerta”, comentó muy apenada Ellis.

Antes de entrar al Hospital por emergencia, Rachel le comentó a Ellis que les cuente a sus hijos que los ama.