La niña con parálisis cerebral a quien el Gobierno de Bolivia autorizó el uso de cannabis medicinal

Se trata de un caso “excepcional” y el primero en lograr esta autorización en un país donde no está permitido utilizar el cannabis con fines medicinales.

Foto: AFP
Foto: AFP
Agencia EFE

Bolivia autorizó el uso “excepcional” del cannabis medicinal para una niña de cinco años que padece parálisis cerebral, para que siga con el tratamiento que le ha ayudado a mejorar su calidad de vida y a reducir los espasmos.

La familia de la niña y Acción Andina, una plataforma de investigadores sobre drogas, iniciaron el trámite en septiembre de 2020 para que Bolivia autorizara a la madre de la menor la importación del cannabis medicinal, dijo a Efe este miércoles la coordinadora de esa organización, Gloria Achá.

Es así que luego de un año y dos meses, el Ministerio de Salud de Bolivia informó esta semana de que la Agencia Estatal de Medicamentos (Agemed) autorizó de manera “excepcional y exclusiva” el uso del aceite de cannabis por un tiempo de tres meses para el tratamiento de la menor.

PUEDES VER: Evo Morales: ¿qué implica que la Comisión de RR. EE. lo haya declarado como persona no grata?

La niña de cinco años fue diagnosticada con “parálisis cerebral espástica”, y el uso del cannabis le redujo en un 60 % los “espasmos diarios y le ayudó a mejorar su calidad de vida significativamente”, mientras que otros medicamentos tradicionales no lograron los mismos resultados, comentó Achá.

Además, agregó que se trata del primer caso que logró esta autorización en el país para el uso del cannabis medicinal, en el que también medió la Defensoría del Pueblo que gestionó reuniones y realizó las solicitudes formales para que se hiciera realidad.

“Hay mucho temor de las personas que necesitan usar el cannabis medicinal de realizar este tipo de trámites por miedo a la persecución penal, pero este es un gran paso”, indicó Achá.

La autorización

La autorización consiste en la importación de tres frascos de “aceite interno cannamedicol”, que es extracto de cannabis sativa, para que sea de uso exclusivo en el tratamiento de la menor, el cual debe ser bajo la supervisión del médico tratante, señala parte de la resolución administrativa de la Agemed.

El médico Pedro Musalem, quien atendió a la niña en Chile, indicó que la menor ya utilizó estas gotas de cannabis y mejoró “notablemente la espasticidad y la calidad del sueño, así como el desempeño cotidiano” sin causarle ningún efecto adverso de relevancia, según el comunicado del Ministerio de Salud.

Musalem atiende a la menor desde 2019 en Chile y el tratamiento que lleva adelante con la pequeña está dando buenos resultados, por lo que recomendó continuarlo.

Al contar con la autorización, la familia ya comenzó los trámites para traer a Bolivia los frascos de aceite de cannabis, indicó Achá.

Agregó que este caso marca un “nuevo camino” para muchas personas que necesitan utilizar el cannabis medicinal para aliviar sus dolores y que temían tener problemas o ser hostigados al hacer este trámite. Achá sostuvo que hay un par de casos que también recurrieron a Acción Andina para iniciar el mismo trámite.

En Bolivia no está permitido utilizar el cannabis con fines medicinales, por lo que se debe acudir a la Agemed para contar con la autorización. En 2020, el Comité de Lucha Contra el Narcotráfico del Parlamento propuso un borrador de proyecto de ley sobre el uso de la marihuana medicinal, pero quedó paralizado.