EN VIVO - Últimas noticias sobre el derrame de petróleo de Repsol

Chile atomizada, obliga a candidatos a tejer alianzas sociales

Comicios. Derecha e izquierda comienzan a avalar tanto a Kast como a Boric. El “electorado esencialmente no ideológico” de Parisi, es el más codiciado de cara a la segunda vuelta.

Sólido. Kast tiene el 'momentum' a su favor, según expertas. Mientras que Boric ganó en la simbólica Región Metropolitana. Foto: composición EFE/La República
Sólido. Kast tiene el 'momentum' a su favor, según expertas. Mientras que Boric ganó en la simbólica Región Metropolitana. Foto: composición EFE/La República
Adolfo Cuicas

Las encuestas hicieron su labor en Chile, como se esperaba, José Antonio Kast y Gabriel Boric se medirán en la segunda vuelta presidencial. Dos polos opuestos en un país atomizado, con el Parlamento fragmentado y una alta abstención electoral.

Pasó la primera vuelta y ningún postulante alcanzó el 30%. Kast venció con un 27,91%, casi 10 puntos menos que el 36,64% obtenido en 2017 por el entonces aspirante Sebastián Piñera.

PUEDES VER: Marco Enríquez-Ominami: “Tenemos nuestro propio Bolsonaro y Boric no va a poder solo”

“Esta primera vuelta demostró que ningún candidato tiene una representación plena hacia un progresismo, hacia una continuidad; claramente hay un descontento con lo que representa Piñera”, explicó Lucía Miranda, docente del Instituto de Ciencia Política de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En ese sentido, la doctora por la universidad estadounidense de Northwestern, Isabel Castillo, apuntó que “tradicionalmente el triunfador ganaba en todo el país, pero esta elección fue más fragmentada, surgieron una serie de particularidades locales o regionales”.

“A Boric le fue bien en el centro, pero mal en zonas rurales (...) su votante es predominantemente urbano”, ejemplificó.

Gabriel Boric es candidato por el Frente Amplio. Foto: EFE

De hecho, el propio diputado admitió horas después de la difusión de resultados que fuese deseado llegar en la campaña a más sitios de Chile, particularmente a las zonas rurales.

En opinión de Miranda, la clave estará en cómo se muestren los discursos de aquí al 19 de diciembre, cuando se llevará a cabo el balotaje.

PUEDES VER: Elecciones en Chile: José Antonio Kast y Gabriel Boric, ganadores de la primera vuelta

Alianzas electorales

Para Castillo, “las alianzas formales son relativamente claras”. Kast será acogido por la derecha tradicional y la centroizquierda abrazará a Boric.

Por lo tanto, consideró que “las alianzas más importantes no van a estar a nivel de estructura política”, sino en lo social.

“Estos partidos no tienen la capacidad para llegar a electorados distintos que es lo que se necesita en este caso, ambos candidatos no tienen porcentajes altos. Entonces tienen que crecer bastante y estos apoyos no bastan, ni garantizan el éxito”, comentó la politóloga.

PUEDES VER: Segunda vuelta en Chile: encuesta arroja empate técnico entre José Antonio Kast y Gabriel Boric

Tanto Kast como Boric llamaron anoche a ese elector que sufragó por alguno de sus rivales, conocedores de que acercarse al centro definirá al ganador de la segunda vuelta.

Kast le habló al votante moderado —alabó tanto la campaña de Yasna Provoste como la de Sebastián Sichel—, mientras que Boric reforzó su retórica en contra de la delincuencia y a favor de la recuperación económica.

Un electorado al que apeló Kast, primero al argüir que su candidatura es la “alternativa para enfrentar a los delincuentes y el narcotráfico”. Y luego al pedir el voto para que Chile no sea “otra Venezuela”.

El candidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, alcanzó la segunda vuelta. Foto: EFE

Castillo señaló que ambos necesitarán “salir a buscar a ciertos sectores sociales”, en parte por la incógnita que representa el electorado de Franco Parisi, tercero en los comicios con el 12,80% de los apoyos.

“Es un electorado esencialmente no ideológico, que no se identifica ni con la izquierda ni con la derecha, y por lo mismo no es tan fácilmente endosable a Kast o a Boric”, aclaró.

PUEDES VER: Kast, el ultraderechista que reivindica a Pinochet y promete un Chile en orden

Un sondeo de Pulso Ciudadano y Activa Research, realizado entre el 9 y el 12 de noviembre, muestra una división del voto de Parisi: un 28,4% respaldaría a Boric y un 26,7% a Kast. La incertidumbre continúa.

El efecto Parisi en el balotaje

Susana Riquelme, magíster en Política y Gobierno

Es posible que su triunfo se deba a los discursos que apuntan hacia la antipolítica partidista, de los discursos “no soy de izquierda ni de derecha” con poco horizonte y consistencia política.

Es difícil de explicar, y es un fenómeno que nos sorprende, no solo porque no estuvo en Chile sino que, por ejemplo, su deuda de pensión de alimentos que es considerada violencia de género, por tanto, un acto totalmente reprochable y condenable para las mujeres y el movimiento feminista, pero evidentemente su electorado no se encuentra allí.

PUEDES VER: “Me siento responsable”: jóvenes chilenos preocupados por Kast y arrepentidos por no votar

Es posible que su interacción con el electorado de redes sociales, a través de discursos reduccionistas, con poca información y que apuntan por ejemplo al votante antimigración, lo hayan posicionado como tercero en esta elección. Desafortunadamente este tipo de soluciones se han ido instalando ante situaciones complejas, que han sido exacerbadas a través de medios de comunicación sin cuestionar la xenofobia y racismo que ello implica y las consecuencias que puede traer en términos de derechos humanos, de convivencia armónica y riesgo especialmente para mujeres y niñez migrante.

Se desconoce cuál va a ser su postura para la segunda vuelta dado el poco horizonte político de sus bases y apuesta por proyectos colectivos. Al ser un candidato con ideas y programa que lo posicionan como centro derecha, es posible que parte de sus votantes apoyen la candidatura de Kast, sobretodo considerando el discurso antimigración.

Infografía-La República

Infografía-La República