VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo LOS CONVOCADOS - Gareca anunció a los jugadores que lucharán por el pase a Qatar 2022 en el repechaje

‘Hannibal’, el asesino serial que morirá encerrado en una ‘jaula’ de vidrio subterránea en Reino Unido

Robert Maudsley es conocido como el prisionero más peligroso de Gran Bretaña. Actualmente, pasa sus días en una celda de vidrio tras ser condenado a cadena perpetua.

Maudsley fue declarado culpable de asesinato y condenado a cadena perpetua en Reino Unido. Foto: Pensilvania
Maudsley fue declarado culpable de asesinato y condenado a cadena perpetua en Reino Unido. Foto: Pensilvania
Mundo LR

Robert Maudsley es conocido como ‘Hannibal’ por ser el asesino en serie más peligroso de Gran Bretaña (Reino Unido). Actualmente, pasa 23 horas al día encerrado solo dentro de una caja de vidrio debajo de la prisión de Wakefield, con una losa de concreto para dormir, una mesa y una silla hechas de cartón comprimido, un inodoro y lavabo atornillados al piso.

Considerado demasiado peligroso para convivir con prisioneros y guardias, Maudsley, de 68 años, asesinó a su primera víctima hace 47 años, cuando tenía solo 21, y llegó a ser conocido como ‘Hannibal Lecter’ debido a afirmaciones falsas sobre si practicaba el canibalismo. Mató a abusadores de menores en una serie de ataques que aterrorizaron a la gente.

PUEDES VER: La atleta Becca Smith fue al médico por un dolor de espalda y le dieron dos semanas de vida

¿Quién es Robert Maudsley?

La historia de Robert Maudsley, quien nació en Liverpool en 1953, comienza a sus dos años, cuando él y sus tres hermanos fueron rescatados del maltrato de sus padres y colocados en un orfanato. Su estancia en Nazareth House sería recordada cálida y cariñosamente hasta que regresó a casa a los ocho años, en ese momento su vida dio un giro brutal.

Sufrió años de violentos abusos a manos de su padre, incitado por su madre. Maudsley recibió golpizas adicionales para proteger a sus hermanos. Una vez, pasó seis meses encerrado en una habitación, su único contacto fue con su padre, que venía a golpearlo.

A los 16 años cayó en el agujero de las drogas y se dedicó al trabajo sexual para ganar dinero. Fue aquí donde conoció a su primera víctima en 1974. Maudsley mató a John Farrell después de que este le mostrara fotografías de menores a los que había abusado.

Robert Maudsley de pequeño sufrió maltrato físico de sus padres en Reino Unido. Foto: Pensilvania

PUEDES VER: Un adulto y 12 niños resultan heridos por el colapso del techo de una escuela en Londres

Declarado no apto para ser juzgado y enviado con la recomendación de que nunca fuera puesto en libertad, Maudsley fue internado en el Hospital Psiquiátrico Broadmoor, lugar donde viven los criminales más peligrosos de Gran Bretaña.

Tres años después, él y su compañero de prisión David Cheeseman se atrincheraron dentro de una habitación con el abusador de menores David Francis, a quien torturaron hasta la muerte.

Acusado de homicidio involuntario, Maudsley fue trasladado a la prisión de máxima seguridad de Wakefield, en Yorkshire, donde encontró a sus dos últimas víctimas. El 29 de julio de 1978, el criminal primero estranguló y apuñaló a Salney Darwood, un hombre de 46 años que fue encerrado por matar a su esposa. Después asesinó a Bill Roberts, de 56 años, quien había abusado sexualmente de una niña de siete años.

Al principio, Maudsley fue enviado al hospital de alta seguridad de Broadmoor. Foto: Pensilvania

PUEDES VER: Momento exacto en que taxista encierra en su auto a un terrorista y evita una tragedia

¿Cómo es la jaula de vidrio de Maudsley?

La celda, que se completó en 1983, recibió el nombre de jaula de vidrio, ya que se parecía a la celda de Anthony Hopkins en Silence of the Lambs. Con 5,5 x 4,5 m, está rodeado por un cristal a prueba de balas al que los guardias de la prisión miran para vigilarlo de cerca.

La puerta de la celda está hecha de acero macizo, que se abre a una jaula en el interior. La cama de Maudsley es una losa de hormigón. Las paredes transparentes contienen una rendija, a través de la cual los guardias le pasan las comidas y otras cosas que necesita.

Tras pasar sus días encerrado en la celda, a Maudsley, condenado a cadena perpetua, se le permite una hora de ejercicio al día. Cuando va al patio de ejercicios, es escoltado por seis guardias y nunca tiene acceso a otros reclusos.