Maratón de Wuhan es suspendida para evitar aumento de casos de la COVID-19

A tan solo cien días de celebrarse los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, los organizadores de la maratón decidieron evitar el riesgo de propagación del virus.

Participantes de la Maratón de Wuhan en 2018 cruzan el puente del río Yangtze. Foto: China OUT/AFP
Participantes de la Maratón de Wuhan en 2018 cruzan el puente del río Yangtze. Foto: China OUT/AFP
Mundo LR

Debido al reciente incremento de casos de COVID-19 y al miedo a un posible aumento cerca a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, las autoridades de China decidieron suspender la maratón de Wuhan que debía celebrarse este domingo en la ciudad madre del coronavirus.

El Gobierno informó sobre la presencia de 26 nuevos casos de transmisión local a tan solo cien días de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022. Este es el último brote que ha puesto a prueba la política nacional de tolerancia cero con el virus.

Aunque las autoridades tomaron medidas para prevenir dicha alza, como pruebas masivas y cierres localizados, los organizadores de la maratón precisaron a través de un comunicado que la carrera sería postergada para evitar el riesgo de una propagación de la pandemia, según información de la agencia de noticias AFP.

PUEDES VER: China reduce tareas escolares por ser perjudiciales para el desarrollo de los niños

Por su parte, el comité organizador comunicó que devolvería el dinero que la gente había pagado por su inscripción al evento que se suponía debía atraer a unos 26.000 participantes, según la prensa estatal.

La conocida carrera, que forma parte del calendario de la World Athletics, se corrió por primera vez en 2016. Hace un año, fue cancelada debido a la llegada del virus.

China logró reducir casi por completo los contagios por coronavirus —enfermedad que ha dejado un saldo de casi 5 millones de muertos en el mundo— con una agresiva campaña de pruebas y un estricto control fronterizo. Hasta el momento, el país asiático acumula más de 96.700 casos y 4.636 muertes.