Bolivia pedirá a Brasil extradición de exministro de Defensa por intento de magnicidio

Se trata de Fernando López, ministro de Defensa del gobierno de facto de Jeanine Áñez.

El Gobierno pide extradición de Luis Fernando López, sospechoso en el intento de magnicidio de Luis Arce. Foto: AFP
El Gobierno pide extradición de Luis Fernando López, sospechoso en el intento de magnicidio de Luis Arce. Foto: AFP
Agencia Sputnik News

El Gobierno de Bolivia anunció el último jueves 21 de octubre que pedirá a Brasil la extradición del ministro de Defensa de la administración transitoria de Jeanine Áñez (2019-2020), Fernando López, para procesarlo como cabeza de un denunciado intento de magnicidio contra el presidente Luis Arce.

“Ya hemos activado los correspondientes mecanismos que nos otorgan las leyes vigentes y la justicia boliviana [y] vamos a pedir la extradición del señor López desde Brasil para que pueda rendir cuentas a la justicia boliviana”, dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, según citó la agencia estatal ABI.

López enfrenta en Bolivia, además del caso de magnicidio, al menos otros dos procesos relacionados con la crisis política de 2019: el golpe de Estado y las masacres de manifestantes civiles.

PUEDES VER : Bolivia asegura que ha concluido “el proyecto neoliberal” en América Latina

Del Castillo dijo que la acusación contra el exministro fue presentada hace dos meses y reforzada en los últimos días con nuevos datos de la investigación oficial sobre un supuesto plan para asesinar a Arce luego de que éste ganó las elecciones generales de hace un año.

López, quien huyó de Bolivia y se refugió en Brasil siendo todavía ministro, pocos días antes de que Arce asumiera la presidencia el 8 de noviembre de 2020, está acusado además de corrupción y lavado de dinero en Estados Unidos, en un proceso por el que ya está detenido en ese país el exministro de Gobierno Arturo Murillo.

Sobre el supuesto plan de magnicidio, Del Castillo dijo que el exministro “fue identificado como la persona que concretó contactos constantes con grupos irregulares y paramilitares mediante empresas con experiencia en combate en Irak, Afganistán y otros”.

PUEDES VER : Indígenas y mujeres, voces contra la desigualdad

Entre los extranjeros que llegaron a Bolivia con ese fin, el Gobierno señaló a varios de los que a mediados de este año fueron identificados como integrantes del grupo detenido y acusado por el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse.