ALERTA - Congreso no admite a debate moción de vacancia contra Pedro Castillo

España: jueza de Castellón censura libros de temática LGBTIQ en institutos públicos

Colectivos LGTBIQ han expresado que estos libros son muy importantes para que los y las jóvenes puedan construir un mundo más diverso, respetuoso e igualitario.

Entre los libros que han sido retirados están: No vine a ser carne, de Gata Cattana y Lesbianas, así somos, por Marta Fernández Herraiz y Kika Fumero.
Entre los libros que han sido retirados están: No vine a ser carne, de Gata Cattana y Lesbianas, así somos, por Marta Fernández Herraiz y Kika Fumero.
Mundo LR

Una jueza de Castellón (España) ordenó paralizar los préstamos de 32 libros con temática LGTBIQ en 11 institutos públicos de secundaria. Esto luego de que la Asociación de Abogados Cristianos presentara una denuncia alegando que era un contenido perjudicial para los alumnos.

Sin embargo, los servicios jurídicos municipales han señalado que no han incumplido ningún derecho comprando estos libros, sino que, al contrario, han respetado la ley LGTBI de la Comunitat Valenciana, de 2018, la cual establece que las bibliotecas públicas deben contar con obras sobre “diversidad sexual, familiar, de género y de desarrollo sexual”. Además, recalcan que no se ofende ninguna creencia religiosa.

El bibliotecario municipal, quien escogió los libros que han sido censurados, ha explicado a 20 minutos que se basó en criterios de éxito literario y novedad. Además, Verónica Ruiz, titular de la concejalía de cultura y educación del Ayuntamiento de Castellón, ha señalado en varios medios que las obras están destinadas a los adolescentes y a la formación de los profesores.

PUEDES VER Francia prohibirá terapias de conversión para personas LGTBI por ser consideradas tortura

Por su lado, un representante de la Asociación de Abogados Cristianos dijo a 20minutos que el material “incluye contenido sexualmente explícito y recurren al constante escarnio de las religiones”.

No obstante, el bufete valenciano Olympe, que podría encargarse de la defensa de los autores de estos libros, señala que “la jueza no ha estudiado el caso de una forma individualizada” y que atenta contra los derechos de los menores a informarse sobre la diversidad sexual.

En redes sociales, los colectivos LGTBIQ indicaron que “estos libros son muy importantes ya no solo para empoderar a los jóvenes, sino para tener una referencia que hasta hace muy pocos años no existía y hacer así un mundo más diverso, respetuoso e igualitario. Normalizando la vida de las personas LGTB+ desde la infancia”.

Entre los libros que han sido retirados están: No vine a ser carne, de Gata Cattana; Lesbianas, así somos, por Marta Fernández Herraiz y Kika Fumero; Después de lo Trans, de Elizabeth Duval; El amor del revés, de Luisgé Martín; El fin del armario, de Bruno Bimbi, La cultura de la homofobia o cómo acabar con ella o Gay Sex, de Gabriel J. Martín.