Detienen a joven que se disfrazaba de mujer para grabar a menores de edad en el baño

La policía de EE.UU. informó que el hombre de 23 años tenía una cámara oculta en sus zapatos y filmaba a niñas de 8 a 11 años.

Enfrenta 12 cargos de pornografía infantil en Estados Unidos. Foto: Policía de Wrentham
Enfrenta 12 cargos de pornografía infantil en Estados Unidos. Foto: Policía de Wrentham
Mundo LR

En Estados Unidos, Jacob Guerrero, un hombre de 23 años, fue arrestado debido a que se dedicaba a grabar a mujeres menores de edad en los baños públicos de centros comerciales. Para su objetivo se disfrazaba de mujer para pasar desapercibido, así lo comunicó la policía de Wrentham, localidad de Massachusetts.

Según las investigaciones, el joven era un repartidor de la empresa Amazon. Su crimen fue descubierto cuando varias personas manifestaron haber visto a un sujeto vestido de mujer dirigirse de forma sospechosa a los servicios higiénicos femeninos. Algunas mujeres también aseguraron que esa misma persona filmó a menores de edad dentro del baño.

Además, la policía informó que la peluca que Guerrero usaba era rubia y que ocultaba la cámara en sus zapatos. No era una cámara común, sino que tenía la forma de bolígrafo para que nadie sospechara de él y pueda realizar las filmaciones sin problemas. La acusación fue hecha el 24 de agosto y de acuerdo a las declaraciones, grababa a niñas de entre 8 y 11 años.

PUEDES VER : Liberan a Eric Smith, el ‘asesino pelirrojo’: a los 13 años violó y mató a un niño

El 2 de septiembre lo hallaron y fue detenido con pruebas en las cámaras de vigilancia del centro comercial; sin embargo, existe indignación por parte de los familiares de las afectadas, pues logró su libertad bajo fianza, razón por la que continuaron luchando para obtener más pruebas.

Las autoridades estadounidenses pudieron conseguir órdenes que les permita revisar el auto del acusado, lugar donde los videos con las menores de edad desnudas fueron hallados. Como consecuencia el joven fue encarcelado por segunda vez, pero en esta ocasión es hallado culpable de 12 cargos de pornografía infantil.

“Varias tienen entre 8 y 11 años. En uno de los casos, las pruebas sugieren que el sospechoso grabó en secreto a una joven a través de la ventana de su habitación mientras se desnudaba”, aseguró la policía, según cita RT.