Una radio en Afganistán ha sido limitada a solo transmitir programas religiosos

Tras la toma del poder de los talibanes, el medio de comunicación afgano se ha visto obligado a cortar su programación musical y política.

La Republica
Ebrahim Parhar es el único trabajador que queda y teme que pronto se tenga que cerrar definitivamente la radio. Foto: AFP
Mundo LR

La radio de noticias Urooj, ubicada en Farah al oeste de Afganistán, ha sido censurada desde la llegada de los talibanes. Ebrahim Parhar, encargado de transmitir los boletines informativos y programas de diferente índole, ha informado que ahora tienen prohibido pasar emisiones que no sean sobre temas religiosos. Además, señaló que tuvo que despedir a sus 18 empleados y la radio peligra con cerrar para siempre.

PUEDES VER: Afganistán: talibanes continúan negándose a reabrir escuelas para niñas

“Desgraciadamente, de todos los programas solo queda uno, el religioso”, indicó el hombre de 35 años a la agencia de noticias AFP. Asimismo, reveló que la radio—que opera desde hace seis años—difundía 19 horas de información en vivo. Sin embargo, ahora solamente pueden ofrecer programas religiosos: “Preparamos una lista por la mañana y la redifundimos toda la jornada porque ya no hay más transmisión en vivo”, explica Ebrahim.

Por su parte, el personal que trabajaba en el medio de comunicación también se ha visto duramente afectado. Marya Sultani, la expresentadora del programa de noticias de la radio, comentó que se encuentra actualmente desempleada y recluida en casa e incluso teme que alguien le haga daño por haber ejercido el periodismo. “Había logrado convertirme en periodista, pero ahora todo se frenó”, cuenta a la AFP la joven de 25 años.

PUEDES VER: Afganistán: nuevo atentado en mezquita chiita deja 32 fallecidos

El grupo de defensa de la libertad de prensa y los derechos humanos ha informado sobre las nuevas restricciones que se les han impuesto a los medios periodísticos. Según indican, tienen prohibido transmitir cualquier reportaje “contrario al islam”, “que insulte a las personalidades púbicas” o que abarque “temas que no han sido confirmados a las autoridades”. Por ese motivo, de acuerdo con el Comité para la Seguridad de los Periodistas Afganos (AJSC) más del 70% de los medios del país cerraron y muchos periodistas tuvieron que esconderse y huir de Afganistán.