Una flatulencia dentro de un spa desató una masiva pelea que acabó con varios detenidos

Dos familias se enfrascaron en una brutal confrontación en un reconocido balneario de España. La descomunal pelea por la ventosidad ha sido cubierta e incluso analizada por los medios españoles.

El conflicto no pudo ser calmado fácilmente por los responsables de la seguridad del recinto ni por los policías. Foto: referencial-composición/Diario Uno
El conflicto no pudo ser calmado fácilmente por los responsables de la seguridad del recinto ni por los policías. Foto: referencial-composición/Diario Uno
Mundo LR

Una jornada de relax, este 11 de octubre por la medianoche en uno de los balnearios más conocidos de España, se vio afectada por la desatinada flatulencia de un asistente que originó una pelea multitudinaria entre los diferentes clientes que disfrutaban de este espacio.

Ir al spa es sinónimo de relajación y disfrute para compartir con los seres queridos o amigos más allegados. Sin embargo, cerca de las 12.30 a. m. del lunes, mientras un grupo de personas gozaba de un baño en el Centro Termolúdico Caldea de Andorra, un hombre ajeno a la agrupación, aparentemente sin motivo alguno, decidió soltar una ventosidad.

PUEDES VER: Dramático momento en La Palma: drones alimentan a perros rodeados de lava del volcán

El hecho fue detonante de una fuerte discusión que subió de intensidad hasta que los involucrados llegaran a los golpes, según informa el medio local Altaveu.

El caso se volvió incontrolable, tanto que ni los efectivos de seguridad del establecimiento pudieron resolver la situación, principalmente porque la familia de uno de los involucrados se sumó a la gresca. Mientras algunos intentaban calmar a los implicados, otros buscaban que el conflicto continuara.

PUEDES VER: Volcán de La Palma no da tregua: terremoto de 4.5, rayos volcánicos y barrios evacuados

Desorden, puñetazos, groserías y amenazas, por ambos bandos, provocaron que los testigos llamen a la Policía para que detuviera la contienda.

Cuando los agentes del orden llegaron, sin embargo, no pudieron hacer nada para calmar la situación. Incluso algunos de los efectivos fueron víctimas de la desatada ira que generó la flatulencia.

Los detenidos

Tras varios momentos de incertidumbre, los agentes pudieron detener a los dos primeros implicados y a una mujer que insultó a las autoridades, según revelan los medios españoles.

El medio La Vanguardia informó que los tres detenidos fueron liberados a la mañana siguiente luego de pagar una fianza simbólica por los daños físicos y faltar el respeto a las autoridades.