EE. UU.: amputan manos y pies a una mujer con problemas de coagulación por COVID-19

Una madre de tres hijos pidió a un médico compartir su historia para alentar a las persona a que se vacunen.

El Dr. Wesley Ely publicó imágenes de su paciente que perdió las manos y los pies. Foto: Wesley Ely/Twitter
El Dr. Wesley Ely publicó imágenes de su paciente que perdió las manos y los pies. Foto: Wesley Ely/Twitter
Mundo LR

El Dr. Wesley Ely, de Nashville, Tennessee, en Estados Unidos, es un médico del área de cuidados intensivos. Él ha dado a conocer, a través de sus redes sociales, la historia de Autumn Nugent, una mujer que tuvo COVID-19 y, como consecuencia, perdió las manos y los pies debido a una acumulación de coágulos de sangre. El médico mostró un video en donde se ve a la paciente intentando caminar con una prótesis en sus piernas.

Foto: Twitter Wesley Ely

Wesley narró la historia de la mujer de 32 años debido a que fue ella misma quien se lo pidió para que quienes tengan dudas de vacunarse ahora puedan estar más convencidos de hacerlo al ver su caso. El galeno publicó un video que llevaba como título “COVID tomó sus manos y pies”.

“Ella me envió esto de ella caminando con nuevas piernas y dijo que te dijera. ¡Los coágulos de sangre de COVID se pueden prevenir con una vacuna!”, narró el doctor.

PUEDES VER: Ganó la lotería y sigue trabajando de cocinera en una escuela pública: “No me gusta presumir”

Antes de compartir la grabación, ya había contado la historia de la madre de tres pequeños en un hilo de Twitter, en donde también adjuntó fotos de ella en varias etapas del tratamiento. “COVID-19 es una enfermedad de los vasos sanguíneos que puede afectar los pulmones, el corazón, el cerebro o cualquier órgano. La coagulación de la sangre absorbe la vida de los órganos vitales. Esta paciente pidió que se compartiera su historia para que otros puedan aprender y buscar la vacunación”, escribió.

Foto: Twitter Wesley Ely

El Dr. Ely aseguró que las complejidades que le trajo el virus SARS-CoV-2 a Autumn causaron los coágulos en sus extremidades, lo que provocó que le salieran llagas. “Las enfermeras necesitaban muchas horas al día para cambiar sus heridas”, agregó.

“Ella iba a vivir y todos estábamos emocionados. Aun así, fue triste pensar que esta joven perdería sus manos y pies mientras continuaban secándose, sin vida y quietos”, dijo en otra publicación. También mencionó que la terapia no fue nada fácil, pues soportó semanas de fisioterapia mientras tomaba 12 medicamentos al día.

PUEDES VER: Perú vs. Argentina: unión en la Guerra de las Malvinas y una “traición”

“Su vida ha cambiado para siempre… Esta es la realidad de lo que le puede pasar a una persona muy joven y totalmente sana”, finalizó en sus publicaciones.