Martha Sepúlveda iniciará acciones legales por “tratos crueles y denigrantes” contra quienes cancelaron eutanasia

Aunque se había anunciado que la eutanasia a Martha Sepúlveda había sido aprobada, la clínica encargada canceló esta acción a última hora, debido a un cambio de opinión del comité médico.

Incodol anunció que la decisión había sido revocada debido a la nueva información respecto al estado de salud y evolución de la paciente. Foto: Blu Radio
Incodol anunció que la decisión había sido revocada debido a la nueva información respecto al estado de salud y evolución de la paciente. Foto: Blu Radio
Mundo LR

Martha Sepúlveda -quien tomó la decisión de morir mediante la eutanasia- ha anunciado que iniciará las acciones legales correspondientes contra la clínica que se negó a realizar el procedimiento el pasado domingo. La colombiana interpondrá una querella por “tratos crueles y denigrantes” y la “vulneración al derecho a morir de forma digna”, según declaraciones de Camila Jaramillo, su abogada, a Blu Radio.

El pasado fin de semana, el Instituto Colombiano del Dolor (Incodol), encargado del proceso, comunicó que había decidido cancelar el procedimiento al contar con un concepto actualizado del estado de salud de la paciente y la evolución que había tenido recientemente, lo cual le impedía cumplir con el criterio de terminalidad que se había considerado.

PUEDES VER: “No quiero sufrir más, estoy cansada”: Martha Sepúlveda persiste en validar su eutanasia

Colombia se convirtió en el primer país latinoamericano que despenalizó la eutanasia y es uno de los pocos del mundo donde es legal.

Desde 1997, se le considera a la muerte digna como un derecho fundamental en caso de enfermedad terminal -cuando el paciente sienta mucho dolor-, entonces el paciente podría solicitarlo de forma voluntaria y un médico tendría que practicárselo. Sin embargo, recién se empezó a ejercer en 2015 con mucha dificultades, como que solo se realiza en determinadas ciudades y muchos centros médicos no saben cómo actuar frente a ello.

Sepúlveda se iba a convertir en la primera persona en Colombia que se sometería a una muerte digna mediante la eutanasia sin padecer una enfermedad mortal. La mujer padece de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que le genera dolores y dificultad para caminar. Este mal degenerativo no tiene cura.