VACUNAFEST - Todo sobre la sexta jornada de vacunación de mayores de 18 años y rezagados

Juan Pablo I será beatificado, anunció el papa Francisco

El Vaticano reconoció como milagro, mediante un decreto, el caso de una niña argentina que se recuperó milagrosamente tras invocación al sumo pontífice, pese a que fue desahuciada por los médicos que la trataban.

El papa Juan Pablo I solo estuvo 34 días al mando de la Iglesia Católica. Foto: difusión
El papa Juan Pablo I solo estuvo 34 días al mando de la Iglesia Católica. Foto: difusión
Mundo LR

La mañana del presente miércoles 13 de octubre, el papa Francisco recibió en audiencia al cardenal Marcelo Semeraro y autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos promulgar un decreto para que se reconozca un milagro atribuido a la intervención de Juan Pablo I.

Con ello, se allana el camino para la beatificación del Pontífice, la cual queda solo a la espera de fecha, que tendrá que ser señalada por el papa.

El Papa Francisco autorizó reconocimiento este miércoles 13. Foto: AFP

PUEDES VER: Papa Francisco saludó a monja colombiana liberada tras más de cuatro años secuestrada

El milagro reconocido a Albino Luciani (nombre real del Juan Pablo I) se trata de la curación a una niña de 11 años en Buenos Aires, Argentina, el 23 de julio de 2011. Candela Giarda padecía una encefalopatía inflamatoria aguda severa que la tenía al borde la muerte con un cuadro clínico sumamente grave, que incluía numerosas crisis epilépticas al día y un estado séptico provocado por una bronconeumonía.

José Dabusti, padre de una parroquia cercana al hospital donde se encontraba internada Candela, tomó la iniciativa de invocar a Juan Pablo I y horas después, la paciente empezó a evolucionar favorablemente hasta que su integridad física no volvió a correr riesgo.

PUEDES VER: “Menos armas y más comida”: el pedido del papa Francisco en una ceremonia por la paz

Luciani nació el 17 de octubre de 1912 en Forno di Canale, Italia. A los 12 ingresó al seminario y en 1937 fue ordenado sacerdote. Con los años fue ascendiendo en la jerarquía eclesiástica, hasta que en 1978, tras la muerte de Paulo VI, asumió como sumo pontífice.

Sin embargo, su pontificado fue uno de los más cortos de la historia. Duró 34 días como máxima autoridad de la Iglesia Católica, pues murió repentinamente la noche del 28 de setiembre de 1978. Fue hallado sin vida por una monja que acostumbraba llevarle el café todas las mañanas.

PUEDES VER: Casos de pederastia arrasan con prestigio de la Iglesia católica