¿Cómo se enseña en los colegios de España el descubrimiento de América?

Según El País, este acontecimiento se enseñaba en las escuelas españolas de forma lineal y sin llegar al análisis; sin embargo, actualmente ya no es así.

El descubrimiento de América se suele enseñar en quinto de primaria (niños de 10 años) y el currículo básico no menciona expresamente el encuentro (o colisión) entre Europa y América en 1492. Foto: Tuescueladeespañol
El descubrimiento de América se suele enseñar en quinto de primaria (niños de 10 años) y el currículo básico no menciona expresamente el encuentro (o colisión) entre Europa y América en 1492. Foto: Tuescueladeespañol
Mundo LR

Han pasado 525 años desde que España llegó el 12 de octubre de 1492 al continente americano, acontecimiento histórico al que se le llamó descubrimiento de América. Un término rechazado públicamente por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, así como el vocablo “conquista”, ya que defiende lo que fue simple y llanamente una “invasión”.

Según El País, hubo un tiempo en el que el “descubrimiento” de América se enseñaba en las escuelas españolas de forma lineal sin llegar al análisis, como una hazaña heroica, cumbre de un sentimiento patriótico y católico.

PUEDES VER: La Palma: una mascota quedó atrapada en un estanque rodeado de lava

Sin embargo, hace décadas que ya no es así. Actualmente, los alumnos españoles se sumergen en un exhaustivo relato sobre lo que objetivamente ocurrió en el descubrimiento de América. Aunque suele ser todavía víctima de “clichés” a la hora de ser transmitido en las aulas, sostuvo la especialista Ana Irigoyen en el libro La historia moderna en la enseñanza secundaria (Universidad de Castilla-La Mancha, 2020).

Asimismo, cada vez hay más espacio para las culturas precolombinas en los manuales escolares, coincidieron profesores y estudiosos del asunto, en especial, para mayas, incas y aztecas, la gran civilización que dominó América hasta la llegada de los españoles.

Cambio de paradigma en las escuelas

Sin quitar importancia a lo que digan las leyes y los textos, al final, la última palabra la tiene cada profesor, con sus propias convicciones personales y pedagógicas sobre el asunto. “En los libros de texto que usamos aparece como descubrimiento, pero en clase les explico que los españoles llegaron con sus armas y sus privilegios y colonizaron ese territorio”, contó David Masiá (41 años), maestro de primaria en un colegio público de Catarroja, en Valencia.

Su objetivo, explicó, es abrir un debate y que los estudiantes expongan sus puntos de vista. “Muchos ven una injusticia que les arrebataran con la fuerza todo lo que era suyo y otros defienden que fue bueno para expansión de España. Yo siempre les cuento que hubo abuso de poder y se cometieron asesinatos”, añadió.

PUEDES VER: España destinará 100 millones de euros a la salud mental

El tema se suele enseñar en quinto de primaria (niños de 10 años) y el currículo básico no menciona expresamente el encuentro (o colisión) entre Europa y América en 1492. Se habla de “descubrimiento de América” en los temarios oficiales de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Navarra, La Rioja y Cantabria.

País Vasco utilizó también los términos de “conquista”, “colonización” y “exploración”. El de la Comunidad Valenciana no se enseña de descubrimiento, sino solo de “colonización”.

En la secundaria, el currículo estatal dicta que se debe enseñar “los descubrimientos geográficos: Castilla y Portugal, conquista y colonización de América”. Y en los criterios para evaluar a los alumnos se incluye este ítem: “Sopesa interpretaciones conflictivas sobre la conquista y colonización de América”. Es decir, se establece un rumbo crítico al asunto.

PUEDES VER: España: detienen en Madrid a terrorista de Sendero Luminoso

¿Qué opinan los críticos?

De acuerdo a los profesores Gema Muños, de la Universidad Complutense, Montserrat Pastor y José Manuel Gómez, de la Autónoma de Madrid, “se trata de la cuestión americana desde el inicio, cobrando importancia los viajes de descubrimiento, la conquista y la colonización, incidiendo en la polémica sobre la legitimidad con respecto al territorio americano”.

Junto a la expedición de Colón y el tratado de Tordesillas, también se trata, de forma breve, la caída del imperio azteca tras la toma de Tenochtilán en 1521.

Las civilizaciones precolombinas en muchos de los libros no son más que tratadas como indígenas que no tuvieron más remedio que someterse al poder del imperio español (...). Pocos son los que las consideran importantes y reseñables, como si no existieran hasta que los españoles decidieron conquistarlas”, enfatizaron los profesores de la Universidad de Alicante Francisco José Martínez Llorca y Juan Ramón Moreno Vera tras detectar numerosas carencias en los manuales escolares.

El asesinato de Atahualpa, ilustrado por el peruano Felipe Guamán Poma de Ayala, que intentó enviar al rey de España en el siglo XVII sus crónicas que denunciaban la mala situación de los indígenas en el virreinato. Foto: BBC

PUEDES VER: Periodista español compara a Perú con Italia: “Tiene la mejor comida y los gobiernos más inestables”

Además, resaltan la carencia del término mestizaje y, sobre todo, se quejan de que no se explica con todas “las connotaciones negativas” con las que se muestran otros “abusos de poder y sometimiento a pueblos y colectivos” ocurridos a lo largo de la historia. Incluso, se llega a enfocar “desde un punto de vista heroico, de muestra de poder, necesario para el progreso”, explicaron los docentes a El País.

¿Cómo es que se muestra el “descubrimiento de América” en el cine español?

El viaje de Cristóbal Colón ha tenido una suerte desigual en el cine español, con visiones patrióticas y humorísticas, sin lograr nunca una buena conexión. En los años 40 colisionaron dos visiones del tema: el punto de vista español, en un intento por refrendar la leyenda rosa, y el punto de vista de los países europeos y americanos, que aportaron una imagen nada favorable a España.

México, con La grandeza de América (1943), película dirigida por el exiliado español José Díaz Morales, daba una imagen ambigua de Colón, protagonizado por Julio Villarreal, que es visto como genio incomprendido por los españoles.

Película Alba de América (1951) de Juan de Orduña. Foto: Shangrila Blog

La película Cristophe Colombes, dirigida por David MacDonald, retrataba una sociedad española ansiosa de dinero, con un Francisco de Bobadilla convertido en empresario y obsesionado en mantener sus negocios en Canarias, así como el rey católico como obsesivo sexual al que Colón en un momento determinado le da una bofetada, informó Crónicaglobal.