Mascotas serían tratadas como hijos en caso de divorcio en España

Un proyecto de ley propone medidas para los animales en caso de separación, desde manutención y horarios de visitas hasta la custodia compartida.

La iniciativa propone que los animales sean tratados como seres vivos dotados de sensibilidad en lugar de cosas o bienes. Foto: Zen Chung/Pexels
La iniciativa propone que los animales sean tratados como seres vivos dotados de sensibilidad en lugar de cosas o bienes. Foto: Zen Chung/Pexels
Mundo LR

Los derechos de los animales han escalado un paso más luego de que el Congreso de España aprobará una triple reforma donde las mascotas han pasado ser consideradas como seres vivos. Una de las propuestas más llamativas es que, en caso de divorcio, las mascotas serían tratadas como hijos.

Se trata de la proposición de Ley de modificación del Código Civil, Ley Hipotecaria y Ley de Enjuiciamiento Civil, aprobada por la Comisión de Justicia del Legislativo.

Aunque todavía queda pendiente que la iniciativa pase por el Senado, su reciente aprobación ha sido considerada como un triunfo por grupos animalistas, ya que serán considerados como miembros de la familia en determinados contextos.

PUEDES VER: Se exigirá un curso para tener perros y no se podrá dejarlos solos más de 24 horas en España

Se plantea que en caso de divorcios, las mascotas sean consideradas como hijos. Es decir, un juez podría determinar la custodia compartida del perro o gato de la familia, tal como sucedería en el caso de un hijo biológico. Además, se podrá establecer un horario de visitas y otro tipo de medidas cautelares, como la manutención, según información compartida por Meganoticias.

Si se demuestra que alguno de los padres ha maltratado a la mascota, sería imposibilitado de obtener la custodia compartida. Según el diario El Mundo, la guarda conjunta no tendrá opción a proceder si se evidencia “la existencia de malos tratos a animales o la amenaza de causarlos, como medio para controlar o victimizar a cualquiera de estas personas”.

La iniciativa propone también que los animales dejen de ser considerados como bienes inmuebles en procesos de embargo o desahucio, por lo que estaría prohibida su retención y ser separados de sus dueños.