Fuerte sismo de magnitud 5.4 se registra en Chile
Mundo

“Sonreíste demasiado en la entrevista”: la insólita razón por la que una joven no fue contratada

Una joven, originaria de Argentina, se postuló para un cargo y la empresa no la aceptó por ser “muy simpática” durante la entrevista. “No podría aparentar otra personalidad por un puesto de trabajo”, indicó.

“Tengo una expresión risueña, pero no me estoy matando de risa, es mi semblante, y la verdad yo quiero seguir siendo como soy", indicó la joven. Foto: Clarín
“Tengo una expresión risueña, pero no me estoy matando de risa, es mi semblante, y la verdad yo quiero seguir siendo como soy", indicó la joven. Foto: Clarín
Mundo LR

María Manuela Fernández, una analista de Recursos Humanos, se postuló para un trabajo, pero no la aceptaron por un insólito motivo: reír demasiado durante la entrevista laboral. Ante esa respuesta, la mujer, originaria de Buenos Aires (Argentina), contó su experiencia en LinkedIn sin imaginar que su historia se volvería viral rápidamente en las redes sociales.

“Me postulé hace un mes para ser selectora en una consultora. Tuve la entrevista, pero me dijeron: ‘Preferimos seguir con otra persona’. Súper entendible, no es la primera vez que me lo dicen”, escribió la mujer en su perfil con la intención de contar lo que atraviesan los postulantes.

“Ayer me postulé a otra vacante, pero resulta que era la misma. Esta vez, realizada por otra persona, y hoy me llegó este mail”, añadió junto a una captura del correo que recibió.

“Al principio me enojé, pero ahora me rio... Creo que la risa es más fuerte que yo. Me gusta ser positiva, ver el vaso lleno, ver lo bueno de las situaciones y las personas. (...) Una licenciada que se ríe, que cosa... Yo pensaba que se sonríe para la vida y no solo para la foto”, señaló en su mensaje, que ya superó las 7.000 reacciones en LinkedIn.

En el escrito, que dice estar firmado por “un compañero de Marcelo”, que sería la persona que la entrevistó por primera vez, le indican que si bien su currículum vitae les resulta interesante, “sonríe demasiado y es muy simpática”, por lo que esto no les pareció “muy profesional” a la hora de llevar a cabo la entrevista.

En sus seis meses de experiencia como freelance, Fernández sostuvo que aprendió a armar un “ambiente cordial y distendido”. Al respecto, detalló: “Quiero que mis entrevistados la pasen bien”, según recogió el diario La Nación.

Manuela acudió a las redes sociales para contar su experiencia. Foto: captura de LinkedIn

“Tengo una expresión risueña, pero no me estoy matando de risa, es mi semblante, y la verdad yo quiero seguir siendo como soy. No podría aparentar otra personalidad por un puesto de trabajo”, comentó la mujer.

En Twitter, plataforma en la que su historia se viralizó, expresó que decidió aplicar a la vacante, ya que era para un puesto fijo. Además, bromeó al definirse como “un bicho raro” y apuntó: “Una licenciada que se ríe. ¡Qué cosa! Yo pensaba que se sonríe para la vida, y no solo para la foto”.

El mail completo que recibió María

La publicación obtuvo más de 7.000 reacciones en LinkedIn. Foto: captura de Fernández