Brasil: exigen a hospital indemnizar a familia de paciente COVID-19 por tratamiento con ivermectina

El Tribunal de Justicia de Sao Paulo ordenó a la aseguradora médica Prevent Senior reponer dicho monto a la familia de Carlos Alberto Reis, un paciente de 61 años cuyo estado de salud se agravó cuando recibía el ‘kit COVID’ sin su consentimiento.

Carlos Alberto Reis, de 61 años, sobrevivió a un cuadro grave de COVID-19 en cama UCI tras recibir un tratamiento inapropiado en una sucursal de la cadena Prevent Senior. Foto: composición
Carlos Alberto Reis, de 61 años, sobrevivió a un cuadro grave de COVID-19 en cama UCI tras recibir un tratamiento inapropiado en una sucursal de la cadena Prevent Senior. Foto: composición
Mundo LR

Prevent Senior, una cadena de hospitales en Brasil, ha sida multado por el Tribunal de Justicia de Sao Paulo a pagar dos millones de reales (US$ 370.500) a la familia de un paciente COVID-19 luego de comprobar que este recibió un tratamiento ineficaz sin autorización ni consentimiento. La aseguradora médica fue el centro de atención al inicio de pandemia, ya que acumuló el 30% de todas las víctimas de Brasil mientras promovía las “curas milagrosas” del presidente Jair Bolsonaro.

Carlos Alberto Reis, químico jubilado de 61 años, sobrevivió a un cuadro grave de la enfermedad provocada por el coronavirus luego de ser transferido del hospital Sancta Maggiore, sucursal de la empresa multada, al Hospital Israelita Albert Einstein, donde pasó 35 días en UCI.

“Ellos me daban ‘kit COVID’, pero no me daban oxígeno”, exclamó Carlos, quien fue recetado con el tratamiento experimental aun cuando su tomografía indicaba 50% de daño pulmonar. “Cómo es que iba a mejorar si no conseguía ni respirar”, cuenta al diario Folha de Sao Paulo.

PUEDES VER: ¡Histórico! Protestas contra Bolsonaro unen a partidos políticos en Brasil

Según la decisión del juez Guillermo Santini Teodoro, existían “elementos que indicaban una falla en la atención médica y hospitalaria”. El ‘kit COVID’ contenía fármacos que habían sido probados ineficientes para el tratamiento de la COVID-19, tales como ivermectina, hidroxicloroquina y vitamina C cuando los pacientes ya padecían de insuficiencia respiratoria. Los estudios fueron conducidos entre marzo y abril de 2020.

El fallo ocurrió después de que la abogada Bruna Morato, quien representaba a 12 doctores anónimos del recinto, revelara ante la corte que al menos nueve paciente de los hospitales de la cadena murieron de COVID-19 cuando recibían los tratamientos experimentales. .

“A los pacientes ancianos muy vulnerables se les dijo que había un buen trato, pero no sabían que estaban siendo utilizados como conejillos de indias”, sostuvo ante el medio CNN.

PUEDES VER: Las tempestades de arena se multiplican en Brasil: ¿por qué se originan?

Sin embargo, frente a estas denuncias, la empresa ha negado su responsabilidad.

El juez Santini ordenó a Prevent Senior depositar el dinero estipulado en un plazo de cinco días para que la familia pueda pagar los gastos en el hospital Einstein. No obstante, señaló que la decisión es una orden judicial que puede ser apelada.