Talibanes prohíben a barberos afeitar o recortar la barba a sus clientes

El edicto interpuesto en una provincia del sur afgano se basa en la ley islámica. Hasta 2001, los radicales prohibieron cabelleras vistosas e insistieron en que los hombres usaran barba.

La Republica
Durante el primer gobierno talibán, de 1996 a 2001, los radicales islámicos prohibieron las cabelleras vistosas. Foto: AFP
Agencia AFP

El lunes 27 de setiembre, los talibanes prohibieron que las barberías de una provincia del sur de Afganistán afeiten o recorten la barba a sus clientes, según recoge The Associated Press. La orden en la provincia de Helmand fue emitida por el Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio del gobierno provincial talibán a los barberos de Lashkar Gah, capital de Helmand.

Según el informe, el edicto está en consonancia con la sharía, o ley religiosa del islam. Durante el primer gobierno talibán, de 1996 a 2001, los radicales islámicos prohibieron las cabelleras vistosas e insistieron en que los hombres usaran barba.

Después de su caída, andar afeitado pasó a ser considerado como una señal de modernidad. Nader Shah es un barbero de Herat, la tercera ciudad más grande de Afganistán. Según dijo a AFP, estaba acostumbrado a hacer cortes de cabello modernos para jóvenes preocupados por su imagen, pero desde la llegada de los talibanes al poder, los afganos tienen poco dinero disponible y temen ser castigados por lucir cortes de pelo a la moda.

PUEDES VER: Italia no reconocerá el régimen de los talibanes en Afganistán por ser “terroristas”

“Antes la gente venía y preguntaba por los diferentes estilos, pero ya no es así”, comentó Shah, de 24 años, en su barbería con espejos en las paredes. “Ahora la gente viene y solo pregunta por cortes sencillos. Tampoco se afeitan, entonces eso es un problema”, según Shah.

El barbero, quien comenzó en el oficio como un joven aprendiz hace 15 años, dijo que la nueva situación hizo que sus ingresos cayeran de 15 dólares a entre cinco y siete dólares diarios.

En un barrio contiguo, Mohammad Yousefi, de 32 años, dijo que debió reducir drásticamente sus precios, de seis a un dólar el corte, para mantener abierto su negocio.

“Con la situación de los talibanes, los clientes tienen menos ingresos y nos pagan menos”, señaló a la AFP. Yousefi dijo que después de que los islamistas tomaron control del país, “de repente la gente quiere parecerse a los talibanes”.

“No es que los talibanes estén de moda, sino que la gente no se afeita porque los talibanes los van a detener y preguntarles al respecto”, indicó. “Dicen que no está en la sharía, (pero) que los hombres deben llevar barba y cabello largo”.

Con información de AFP.