Japón: princesa abandonará la realeza y renunciará a más de un millón de dólares para casarse

Según fuentes oficiales, la pareja planea contraer matrimonio en octubre y mudarse a Nueva York tras cinco años de postergar la boda.

La boda fue anunciada en el 2017, pero aún no ha podido llevarse a cabo. Foto: Gentileza EPA
La boda fue anunciada en el 2017, pero aún no ha podido llevarse a cabo. Foto: Gentileza EPA
Mundo LR

Mako de Akishino, princesa de Japón y sobrina mayor del actual emperador nipón Naruhito, va desistir de su pago único de 150 millones de yenes (1,35 millones de dólares), el cual es otorgado a los miembros de la realeza que renuncien a su estatus para casarse con “plebeyos”. La joven de 29 años ha decidido contraer nupcias con un excompañero de la universidad con el que habría mantenido una relación de más de cinco años.

La princesa Mako causó polémica en el país asiático tras anunciar en 2017 que contraería matrimonio con Kei Komuro, un compañero de universidad que no pertenecería a ninguna familia imperial. Esto incumpliría las estrictas leyes reales japonesas, donde ningún miembro femenino del núcleo real tiene permitido casarse con un “plebeyo”, a menos que renuncie a todos sus títulos de realeza y a su línea de sucesión.

PUEDES VER: Las gemelas más longevas del mundo: hermanas de 107 años baten récord Guinness

Por ese motivo, Mako tomó la decisión de abandonar la realeza para poder casarse con libertad. Asimismo, según la tradición, cualquier miembro que desista de su lugar en el imperio, tiene derecho a un pago único del Gobierno. Esto se otorga para que el exmiembro de la realeza pueda iniciar su vida con el monto que le brindaría el Consejo de Economía de la casa imperial, formado por el primer ministro y otros oficiales del país.

No obstante, de acuerdo a la información que circula en diferentes medios japoneses como la radio pública NHK, la princesa rechazaría este pago debido a las fuertes críticas de la opinión pública hacia su prometido.

PUEDES VER: Mensaje enviado hace 37 años en botella desde Japón es encontrado en costas de Hawái

La pareja, que se conoció en el 2012 en la Universidad Cristiana Internacional de Tokio mientras ella estudiaba Arte y Patrimonio Cultural y su prometido Derecho, planea contraer nupcias este año en octubre en una ceremonia que se alejaría de la tradición y sin los lujos de la realeza, para luego comenzar una nueva vida en Nueva York.