EN VIVO - Lectura de sentencia contra el cómico Alfredo Benavides por el presunto delito de lavado de activos AHORA - Tercera dosis para mayores de 18 años desde hoy: todo lo que debes saber

Una fiesta de 40.000 jóvenes en Barcelona deriva en vandalismo

España. La policía regional de Cataluña y la guardia urbana están planificando un dispositivo para evitar que los incidentes se vuelvan a reproducir la noche del sábado.

Desperfectos ocasionados en el Palacio de Congresos de Fira, en Barcelona. Foto: EFE
Desperfectos ocasionados en el Palacio de Congresos de Fira, en Barcelona. Foto: EFE
Agencia EFE

Una reunión masiva de jóvenes al aire libre con música y bebidas, conocida en España como botellón, convocó a unas 40.000 personas en Barcelona y derivó en incidentes. Con 20 detenciones y 43 heridos, 13 de ellos con arma blanca, el primer fin de semana con apertura del ocio nocturno en Cataluña se vio envuelto en un caos.

El encuentro masivo, en la segunda noche de las fiestas locales de la capital catalana, también registró una posible agresión sexual, según informó este sábado el Ayuntamiento, cuyo portavoz reconoció que se pasó de “una situación de ocupación masiva del espacio a un problema de orden público”.

La espiral de violencia se saldó con un ataque a las fachadas del Palacio de Congresos, destrozos en dos vehículos no logotipados de la Guardia Urbana y en motos de alquiler, quema de contenedores y árboles, un intento de montar una barricada y lanzamiento de botellas.

PUEDES VER: España: mujer que pedía la eutanasia se quitó la vida en un hotel de Madrid

Los llamados “botellones” son frecuentes en las noches de los fines de semana en toda España, pero llama la atención la violencia que se produce últimamente en algunos de ellos cuando las fuerzas de seguridad tratan de ponerles freno.

Estas reuniones, prohibidas por la mayoría de ayuntamientos, fueron tradicionalmente toleradas, pero durante la pandemia del coronavirus los agentes han tratado que no se hicieran de manera masiva.

PUEDES VER: La gran destrucción por lava: volcán de La Palma es declarada zona catastrófica por el Gobierno

Es el caso también de Madrid, donde el pasado fin de semana se reunieron 25.000 jóvenes en el Campus de la Universidad Complutense, pero la actuación de las fuerzas de seguridad y la lluvia contribuyeron a que la pasada noche no se repitiera.

Además, la apertura del ocio nocturno en la capital, como en otras muchas ciudades españoles a partir de este fin de semana, también contribuyó a aliviar “la presión en las calles”, según indicaron a Efe fuentes policiales.