Rumania sorteará premios de hasta 200.000 euros para incentivar la vacunación

El Gobierno rumano planteó esta estrategia para mejorar sus niveles de vacunación, ante el peligro por la llegada al país de una cuarta ola de COVID-19.

Rumania registra uno de los índices de vacunación más bajos de Europa, motivo por el cual el Gobierno ofrece incentivos de hasta 200 000 euros. Foto: EFE
Rumania registra uno de los índices de vacunación más bajos de Europa, motivo por el cual el Gobierno ofrece incentivos de hasta 200 000 euros. Foto: EFE
Mundo LR

Con un avance del 32,8% de inmunización de su población contra el coronavirus, Rumania es el segundo país con la cifra más baja de vacunación de la Unión Europea (UE). Por eso, con la intención de incentivar a los pobladores, el Gobierno repartirá premios de hasta 200.000 euros entre aquellos que estén completamente vacunados. El sorteo se desarrollará desde el 1 de octubre hasta finales de año.

Han pasado casi nueves meses desde que comenzó la campaña de inoculación y solo 5 286 774 ciudadanos, de los 19,4 millones, están completamente vacunados. Mientras tanto, 990 enfermos de la COVID-19 se encuentran internados en la Unidad de cuidados intensivos y algunos hospitales están al límite de su capacidad.

PUEDES VER Pobreza y desigualdad en América Latina se incrementan por la pandemia de COVID-19

Cuarta ola

El último martes 21 de setiembre, Rumania registró el número más alto de contagios diarios en lo que va del año, 6.789 nuevos casos, y la cifra más alta de fallecidos desde julio, 129 pacientes diagnosticados con la enfermedad.

Influencia negativa de las redes sociales

Algunas de las teorías antivacunas difundidas a través de la televisión y las redes sociales, especialmente en Facebook, sostienen que las dosis están constituidas por mercurio y aluminio, una mezcla que causa autismo y que, además, hay una lista de supuestos casos de niños que padecieron enfermedades intratables luego de la inmunización. De acuerdo con un sondeo de la empresa demoscópica INSCOP en marzo, el 55% de los rumanos ha estado expuesto a noticias falsas.

También hay una influencia de negacionismo por parte de la iglesia, ya que algunos sacerdotes han difundido enunciados conspirativos: “Tras la vacunación, al poco tiempo y en combinación con la nueva enfermedad, la piel de las personas se llenará de escamas como peces” o “con la inoculación se implanta un microchip de seguimiento en las personas”.