La huida de Afganistán de una gestante atacada y amenazada por los talibanes

La sobreviviente, identificada como Nasria, había intentado escapar de Kabul en agosto, pero no pudo. Recientemente salió del país; no obstante, tuvo que dejar a su pareja.

La Republica
Hasta ahora, según el secretario de Estado Antony Blinken, unos 100 ciudadanos estadounidenses permanecían en Afganistán. Foto: captura de FOX 5
Mundo LR

Una gestante natural de California, quien fue atacada y amenazada por los insurgentes, logró huir de Afganistán, según confirmó este viernes 17 de setiembre el congresista Darrell Issa en diálogo con FOX 5. La sobreviviente, identificada únicamente como Nasria en informes recientes de los medios, “desafió las palizas y el acoso de los talibanes” mientras permaneció en territorito afgano, apuntó el representante estadounidense.

Issa y otros legisladores han estado trabajando para evacuar a los estadounidenses varados de Kabul desde que el país cayó en poder de los talibanes en agosto tras la retirada de las fuerzas estadounidenses.

De acuerdo a información preliminar, Nasria (25) pudo salir sin su esposo en un avión que evacuó a estadounidenses y otros con dirección a Doha. A principios de este mes, la joven habló con Voice of America y comentó que, en ese momento, los talibanes estaban “cazando estadounidenses” desde que las tropas abandonaron el país.

“Aparentemente van de puerta en puerta tratando de ver si alguien tiene un pasaporte azul”, aseguró Nasria. La mujer también intentó huir sin éxito con su esposo a través del caótico aeropuerto de Kabul hace unas semanas.

“Fue muy difícil. Hubo un par de días en los que tuvimos que dormir en la calle. La gente literalmente pasaba por encima de la gente. Eso fue lo malo”, dijo a Voice of America.

Por su parte, el congresista Darrell Issa indicó en un comunicado que facilitó “con éxito” la salida de Nasria, aunque no definió su destino más inmediato.

Hasta ahora, según el secretario de Estado Antony Blinken, unos 100 ciudadanos estadounidenses permanecían en Afganistán, aunque las organizaciones de rescate y otros afirman que el número puede ser mayor.