Vacunación - COVID-19: estos son los centros de vacunación para niños de 5 a 11 años

Condenan al magnate estadounidense Robert Durst por matar a su mejor amiga Susan Berman

El juzgado considera que el empresario mató a la periodista y escritora Susan Berman hace 21 años porque ella fue testigo del crimen cometido contra la mujer del magnate.

El millonario Robert Durst durante el juicio. Foto: ALEX GALLARDO/AFP
El millonario Robert Durst durante el juicio. Foto: ALEX GALLARDO/AFP
Mundo LR

Un jurado de Los Ángeles, Estados Unidos, declaró culpable este viernes 17 de septiembre al millonario estadounidense Robert Durst por matar a su mejor amiga y asistenta, la escritora Susan Berman, quien falleció en su domicilio de Beverly Hills en 2000 luego de recibir un disparo en la cabeza. Durst fue hallado culpable de “homicidio premeditado” por evitar que Berman contara a la Policía el paradero de la primera esposa del magnate, Kathleen McCormack Durst, desaparecida en 1982 y de la que aún no se han encontrado sus restos.

En 2015, Durst fue arrestado mientras se escondía en un hotel de Nueva Orleans en la víspera de la emisión del episodio final de The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst, un documental que relata una serie de crímenes sin resolver que involucran como sospechoso al empresario inmobiliario y en el que este hizo, según los fiscales, una confesión: “Los maté a todos, por supuesto”.

El magnate de 78 años siempre dijo que desconocía lo que le había ocurrido a Berman. Las escenas donde el empresario habría confesado los delitos fueron usadas como pruebas durante el juicio. Además, según los investigadores, Durst es un “psicópata narcisista”.

Entre otras de las confesiones realizadas por el millonario durante el clip, el medio estadounidense NPR reporta que, al final de una entrevista para el documental, Durst entró al baño donde él estaba fuera de cámara, pero seguía conectado a un micrófono. Mientras se lavaba y secaba las manos, se podía oír a Durst murmurar: “¡Estás atrapado!”; “qué desastre”; “¿qué diablos hice?”; “los maté a todos, por supuesto”.

Sobre Durst pesan otras dos acusaciones, según los investigadores. Esta sentencia es un logro para las autoridades que por muchos años trataron de encarcelar a Durst por asesinato en tres estados.

Sin embargo, el septuagenario no ha sido sentenciado por la desaparición de su primera esposa y fue absuelto del asesinato y desmembramiento de su vecino Morris Black, quien descubrió su identidad mientras se escondía en Texas en 2001. Aquel entonces, Durst argumentó que lo mató en defensa propia.

Lazy loaded component

Video recomendado

Nicolás Maduro prepara propuesta en cumbre de la Celac en crítica a la “América imperial”.

Lazy loaded component