Sippenhaft: conoce el método de persecución nazi usado en Venezuela

Al igual que en Alemania, el país gobernado por Nicolás Maduro utilizó este recurso para castigar y apresar a los opositores o traidores.

El 57% de entrevistados para el informe dijo haber recibido alguna amenaza o acoso al igual que sus parientes por parte del Gobierno venezolano. Foto: Yuri Cortez/AFP
El 57% de entrevistados para el informe dijo haber recibido alguna amenaza o acoso al igual que sus parientes por parte del Gobierno venezolano. Foto: Yuri Cortez/AFP
Mundo LR

Un patrón de violaciones a los derechos humanos contra la oposición -incluye secuestros, torturas y un método nazi llamado Sippenhaft- fue revelado por la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos en Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

El punto 73 del documento muestra cómo la persecución de la dictadura no solo abarcó a agentes opositores, sino también a su entorno más cercano para amedrentar a quienes discrepaban con el Gobierno de turno.

“Agentes de seguridad o de inteligencia presuntamente utilizaron tácticas criminales, incluyendo el secuestro o la detención de miembros de la familia de opositores reales o percibidos, para lograr los arrestos”, detalla el informe.

Tal es el caso de un acusado de formar parte de la Operación Gedeón -una incursión marítima en mayo de 2020-, quien relató que agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) lo torturaron y dijeron que aplicarían el Sippenhaft.

Su traducción sería “responsabilidad familiar”. El Sippenhaft derivó como principio legal del derecho germánico de la Edad Media, pero la Alemania nazi lo adaptó para justificar la aprehesión y tortura a parientes de las figuras perseguidas aunque no tuvieran relación alguna con los hechos principales de acusación.

Heinrich Himmler, jefe de las SS, fue quien impulsó dicho método contra los acusados de haber participado del Plan Valquiria, un intento fallido de asesinar a Adolf Hitler en 1944. De esta manera, señalaba que el castigo a los familiares de los involucrados estaba justificada.

Según el testimonio del acusado en Venezuela, luego de la amenaza recibida por parte de la DGCIM, las autoridades apresaron a sus dos hermanas y a su cuñado y los mantuvieron retenidos en La Boleíta durante 32 días.

La Misión Independiente de la ONU manifestó que realizó 177 entrevistas para determinar el patrón de violaciones a derechos humanos cometidos en el país bolivariano.

Las denuncias de represalias por parte del Gobierno de Venezuela contra parientes de los opositores son frecuentes. El informe indica también que exjueces y exfiscales informaron que sus familiares y ellos mismos fueron amenazados e intimidados, por lo que se vieron en la necesidad de abandonar el país.

Lo mismo ocurre con los abogados defensores, ya que el 57% de los entrevistados sostuvo haber recibido alguna amenaza o acoso al igual que sus parientes. “Dicho acoso incluía la vigilancia, la persecución agresiva en vehículos, la recepción de llamadas telefónicas intimidatorias o el bloqueo de la entrada a los tribunales”, precisó el documento.

La Misión fue creada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2019 con la finalidad de investigar las violaciones de los derechos humanos contra opositores del Gobierno de Nicolás Maduro.