“¿No quieres vacunarte? Tienes que mudarte”: hombre exige que sus inquilinos se vacunen contra la COVID-19

El propietario señaló que la norma aplicaría a nuevos y antiguos arrendatarios, así como a miembros del personal. El hecho ocurrió en Florida, Estados Unidos.

La portavoz del gobernador de Florida afirmó que un arrendador no tiene permitido exigir pasaportes de vacuna para alquilar o no un inmueble. Foto: AFP/referencial
La portavoz del gobernador de Florida afirmó que un arrendador no tiene permitido exigir pasaportes de vacuna para alquilar o no un inmueble. Foto: AFP/referencial
Mundo LR

Una madre de dos pequeños tuvo que mudarse de su apartamento en Florida (Estados Unidos) debido a que su arrendatario le dio un plazo de dos semanas para ser inoculada contra el coronavirus o, de otra manera, sería desalojada.

Según The Washington Post, la afectada, identificada como Jasmine Irby, recibió una nota del dueño del inmueble donde expresaba que los arrendatarios y trabajadores debían presentar una constancia de vacunación para continuar alquilando o laborando en sus instalaciones.

“A partir del 15 de agosto, todos los nuevos inquilinos deben mostrar una prueba de que se han vacunado para poder instalarse. Los inquilinos previos deben mostrar una prueba de que se han inmunizado antes de renovar sus contratos”, se lee en el documento.

Irby planeaba renovar su contrato, que vencía a finales de agosto, en el inmueble que alquilaba desde hace dos años en la ciudad de Lauderhill. Sin embargo, afirma que no consideraba vacunarse contra la COVID-19 y aunque intentó conciliar con Santiago Álvarez, su arrendador, no lograron llegar a un acuerdo.

“¿No quieres vacunarte? Tienes que mudarte. Y si no te mudas, hay que proceder al desalojo”, comentó el propietario. “Es una falta de consideración hacia el vecino, es una falta de consideración hacia sus propias familias, hacia sus hijos”, prosiguió.

La mujer presentó una queja ante el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida, donde exigía que se le permitiera renovar el contrato de alquiler sin la necesidad de revelar su información sanitaria personal. Además, su abogado presentó a Álvarez una carta donde señala que viola una orden ejecutiva del gobernador de Estado, que prohíbe a los negocios exigir a sus clientes una prueba de su inoculación.

Por su parte, el abogado del acusado reveló que no incurre en un delito, ya que los inquilinos no son clientes y Álvarez no proporciona ningún servicio. Sin embargo, la portavoz del gobernador de Florida afirmó que un arrendador “no puede exigir pasaportes de vacuna como condición de entrada o servicio”.

El 31 de agosto, al concluir el contrato de Irby, se mudó junto a su hermano. “Nadie desea vivir en un lugar en el que no se le quiere”, concluyó.

VIDEO RECOMENDADO:

Lazy loaded component