Cumbre de Celac: presidentes de Paraguay y Uruguay cuestionan legitimidad de Maduro

El mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, insistió en que no reconoce a Maduro como presidente. Por su parte, el jefe de estado de Uruguay, Luis Lacalle Pou, afirmó que en Venezuela “no hay democracia plena”.

Nicolás Maduro Foto: AFP
Mundo LR

Venezuela fue el punto de choque durante la VI Cumbre de la Celac celebrada este sábado 18 de setiembre en México, donde los presidentes de Paraguay y Uruguay cuestionaron la legitimidad democrática de Nicolás Maduro.

Las fricciones en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) arrancaron cuando el mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, insistió en que no reconoce como presidente de Venezuela a Maduro, sentado a unos metros de él.

“Le digo al presidente de Paraguay: ¡ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre la democracia en Paraguay, en Venezuela y América Latina! (...). ¡Ponga usted, presidente Lacalle (de Uruguay), la fecha y el lugar!”, respondió Maduro.

Paraguay rompió relaciones con Caracas tras reconocer al líder opositor Juan Guaidó, quien en 2019 se autoproclamó presidente interino de la otrora potencia petrolera sumida en una grave crisis que ha empujado a emigrar a millones de venezolanos.

“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro (...)”, sostuvo Abdo.

Por su parte, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, afirmó que participar en la cumbre no significaba ser “complaciente” con países donde “no hay una democracia plena (...), se utiliza el aparato represor para acallar las protestas cuando se encarcelan opositores”.

Lazy loaded component

“Vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, subrayó Lacalle ante sus colegas sobre las denuncias de violaciones de los derechos humanos en esos países.

Nicolás Maduro invitó a la región a atestiguar los comicios para gobernadores y alcaldes del 21 de noviembre próximo, en los que la oposición participará luego de tres años de boicot electoral. “¡Vayan! (...), vean al dictador Maduro cómo convoca a la elección número 29”, ironizó.

Guaidó es reconocido como presidente interino por medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos. Sin embargo, Maduro mantiene el control en Venezuela con apoyo de los militares de Cuba, Rusia y China. El líder socialista fue reelegido en cuestionados comicios para el período 2019-2025.

Desafíos sanitarios y ecológicos

En la plenaria, varios mandatarios abogaron por el acceso equitativo a vacunas contra la COVID-19 y la liberación de patentes, así como por la creación de un fondo regional para atender desastres derivados del cambio climático.

“Si no se comparte la tecnología no llegaremos al objetivo de inmunización (...) y la pandemia terminará por llevarse más vidas”, advirtió Luis Arce, presidente de Bolivia.

El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, señaló que sería un gesto de buena voluntad de Estados Unidos “otorgar vacunas” a países de la región sin recursos para adquirirlas.

De su lado, el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, anunció que en la próxima asamblea general de la ONU pedirá que Centroamérica sea declarada “altamente vulnerable” ante el cambio climático, tras varios huracanes que devastaron la región.

Integrada por 33 países, la Celac surgió en 2011 con el impulso del fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez, y otros gobernantes de izquierda como un contrapeso a la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que forman parte Estados Unidos y Canadá.