PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Gobierno entregaría bono mensual de S/ 500 a los afectados

Lo confundieron con un violador y estuvo en prisión 17 días

Neris Gabriel Ferreyra recuperó su libertad tras la presión de sus familiares. De acuerdo con su abogado, la Policía no realizó la pesquisa básica de identidad y lo incriminó para cerrar un caso de dos años.

“Fueron 17 días, pero a mí me parecieron mil", dijo Neris Gabriel Ferreyra, quien fue detenido por error por el delito de abuso sexual. Foto: El Territorio
“Fueron 17 días, pero a mí me parecieron mil", dijo Neris Gabriel Ferreyra, quien fue detenido por error por el delito de abuso sexual. Foto: El Territorio
Mundo LR

Un joven de 22 años en la provincia de Misiones, Argentina, pasó 17 días en prisión tras haber sido confundido por la Policía con un abusador sexual que llevaba su mismo nombre. El afectado, identificado como Neris Gabriel Ferreyra, brindó su testimonio tras recobrar su libertad, ayudado por sus familiares.

Neris fue detenido por error como sospechoso del abuso sexual de una niña de 3 años mientras trabajaba como albañil en la casa de una oficial. Pese a no tener antecedentes policiales y señalar su inocencia, fue detenido arbitrariamente y encarcelado desde el 30 de agosto hasta el 16 de septiembre.

“Un par de días antes la señora me preguntó mi nombre y apellido, y le dije. El 30 estaba laburando en la casa, llegó un patrullero y me dijeron que estaba detenido. Yo no entendía nada”, relató al medio El Territorio.

El requisitoriado con quien fue confundido Neris se apodaba ‘Chuvi’, era dos años mayor y había sido denunciado a fines de noviembre de 2019 de abuso sexual y amenazas por su cuñada, también hermana mayor de la víctima. Así, mientras por error capturaban a Nerys, ‘Chuvi’ se daba a la fuga.

Fueron la esposa y los padres del joven quienes recorrieron las dependencias policiales en busca de justicia e incluso consiguieron el testimonio de la mujer denunciante para presentarlo al juzgado: “Si detuvieron a alguien es porque se equivocaron de persona, porque mi hija sigue viviendo con ‘Chuvi’”, expresó la acusadora.

Al respecto, el abogado del joven tiene la sospecha que la Policía los capturó “en la urgencia de encontrar a alguien por un hecho denunciado hace dos años”, ya que ni siquiera se hizo una confirmación básica de identidad, como comparar las partida de nacimiento, los padres del joven ni su aspecto físico.

Fueron 17 días, pero a mí me parecieron mil. Hay gente que hizo las cosas muy mal. Me causaron mucho daño a mí y a mi familia. Acusarme de algo tan grave. No me entraba en la cabeza. Fue una pesadilla”, aseguró Neris.

Ya liberado, Neris no ocultó su emoción por el reencuentro con su familia y amigos. Además, destacó que pretende retomar su trabajo y el papel de entrenador de fútbol infantil, una labor compartida con una amiga para contener a niños de los barrios Cien Hectáreas y San Miguel.