EE. UU. exigirá la vacuna anti-COVID-19 a los solicitantes de residencia permanente y de otros tipos de visa

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) de los Estados Unidos demandará a los solicitantes de residencia permanente y de otros tipos de visa estar vacunados contra la COVID-19 a partir del 1 de octubre.

Estados Unidos pedirá a los solicitantes de todo tipo de visa y de residencia permanente, sujetos al examen médico de inmigración, que completen la serie de vacunas anti-COVID-19. Foto: EFE
Estados Unidos pedirá a los solicitantes de todo tipo de visa y de residencia permanente, sujetos al examen médico de inmigración, que completen la serie de vacunas anti-COVID-19. Foto: EFE
Mundo LR

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), organismo que proporciona servicios de naturalización y solicitudes de visas para los inmigrantes al país del norte, pedirá a los solicitantes de todo tipo de visa y de residencia permanente, sujetos al examen médico de inmigración, que completen la serie de vacunas anti-COVID-19 (ya sea de una o dos dosis, según el fabricante) y proporcionen la documentación pertinente.

El requisito entra en vigencia el 1 de octubre y se aplicará de manera prospectiva a todos los Formularios I-693 firmados por los médicos en esa fecha o después. Este anuncio sigue al realizado en este sentido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el 17 de agosto pasado.

Requisito obligatorio

En general, las personas que piden convertirse en residentes legales permanentes deben someterse a un examen médico para demostrar que están libres de cualquier condición que pudiera hacerlos inadmisibles por motivos relacionados con la salud, y deben documentar los resultados en el Formulario I-693.

USCIS considera que un Formulario I-693 completado mantiene su validez probatoria por dos años después de la fecha en que el médico civil firmó el formulario.

Exclusiones

La regla excluye a los niños solicitantes de visa de inmigrante, para quienes no se recomiendan las vacunas contra la COVID-19 debido a su edad y a las personas que por motivos de salud no pueden recibir la vacuna.

También estarán exentos los solicitantes de residencia permanente de países donde las vacunas contra el coronavirus no están disponibles. Además, se considerarán exenciones para solicitantes con objeciones religiosas o morales para recibir la vacuna.