Futbolistas afganas juegan por primera vez con varones tras huir de los talibanes

Grupo de deportistas migró a Italia ante el ascenso al poder de los talibanes. “La gente no nos miraba como si hubiéramos hecho algo malo”, dijo una de las refugiadas.

La primera final femenina de fútbol en Afganistán se disputó en 2014. Foto: AFP
La primera final femenina de fútbol en Afganistán se disputó en 2014. Foto: AFP
Mundo LR

La toma del poder en Afganistán por los talibanes aumentó el miedo entre las mujeres a que vuelvan a imponer un régimen restrictivo. Por ello, un grupo de futbolistas intentó huir del país desde que los combatientes empezaron a controlar las principales ciudades.

Las jóvenes jugadoras militaban en el Bastan, un equipo de fútbol femenino basado en Herat, la tercera ciudad más grande de Afganistán. Tres de ellas llegaron a Florencia (Italia) el 3 de septiembre junto con su entrenador y familiares, en una comisión de 16 personas. Recientemente, una delegación de mujeres montañistas quedó varada en el país controlado por los radicales.

“Para mí, el fútbol es como la comida”, relató Susan, de 21 años. El miedo a no volver a practicar el deporte bajo el régimen talibán la hizo sentir “como si estuviera muerta”, declaró para The New York Times, que no reveló los nombres reales de las deportistas para proteger sus identidades.

Fatema y Maryam, otras dos migrantes, disputaron un encuentro de fútbol junto con hombres, algo inédito en sus carreras. “Se sintió bien. La gente no nos miraba como si hubiéramos hecho algo malo”, compartió Fatema.

El Gobierno talibán ya se había mostrado en contra de que las mujeres descubran parte de sus cuerpos al practicar deporte. Foto: The New York Times

Con 19 años, Fatema tuvo que abandonar sus estudios universitarios y migrar a Italia junto con su hermano. Su padre cayó enfermo mientras intentaban tomar un avión en el convulsionado aeropuerto de Kabul, por lo que él junto con su madre se quedaron. “Me dijeron: ‘Vete tú, ve por tu futuro, por el fútbol, por tu educación’”, recordó Fatema.

La travesía de las futbolistas fue gestionada por dos periodistas que realizaron un documental sobre el equipo femenino en 2017. También contaron con el apoyo de una ONG, legisladores italianos y los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores.

El 9 de septiembre, el vicejefe de la Comisión de Cultura del nuevo Gobierno, Ahmadullah Wasiq, anunció su posición sobre los deportes femeninos. “No creo que a las mujeres se les permita jugar al cricket porque no es necesario que deban hacerlo. En el cricket, es posible que se enfrenten a una situación en la que no se cubran la cara y el cuerpo”, declaró a la SBS News. El cricket es un juego muy popular por las mujeres en Afganistán.