VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización para jóvenes de 25 años a más

Argentina: “Es probable que esta derrota se agrave en noviembre”

Las elecciones PASO significaron un fracaso para el Gobierno. Tendencia de rechazo podría aumentar.

Acepta. Mandatario reconoció mal resultado de su partido. Foto: EFE
Acepta. Mandatario reconoció mal resultado de su partido. Foto: EFE
José Alván

La derrota del Gobierno de Alberto Fernández en estas últimas elecciones PASO es el primer golpe político que sufre el oficialismo en medio de su intento por enfrentar la crisis económica y de salubridad que padece el pueblo argentino.

Los candidatos al Congreso por el Frente de Todos, actual partido de gobierno, han perdido en estas elecciones primarias en 18 de los 24 distritos del país, según resultados oficiales, incluida la provincia de Buenos Aires. Hasta en las localidades en donde el kirchnerismo tenía un duro bastión político también se evidenció el fracaso.

Para Ignacio Miri, jefe de la sección política del diario Clarín de Argentina, se trata de unos resultados que denotan la debilidad del Gobierno de Alberto Fernández. Y los comicios programados para el 14 de noviembre serán más catastróficos aún debido a que el antivoto contra el oficialismo aumentará y la oposición se fortalecerá.

“El Gobierno de Fernández se encamina a una derrota en noviembre en la que podría perder el Senado”, advierte Miri.

Agrega que la situación no sería diferente en la Cámara de Diputados, donde podrían perder escaños y verse truncados todos los proyectos de ley.

“Hoy en Argentina hay un presidente muy débil por la situación de la economía y el manejo de la pandemia. A pesar de lo que dice el Gobierno, las cifras muestran todo lo contrario. En noviembre podría agrabarse la derrota”, puntualiza.

El esfuerzo de revertir el resultado para algunos analistas políticos es posible. Lara Goyburu, politóloga argentina, hace hincapié en la importancia de que el Gobierno de Alberto Fernández relea las cifras dadas en esta votación y emprenda desde su grupo político, el cual lo integra con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, una estrategia de repunte.

“El desafío es ese: si este resultado se traduce en un internismo dentro de la coalición gobernante, dentro de los tres peronismos, esto puede hacer que los resultados se repitan o que la oposición gane más votos en noviembre”, advierte también. Mientras, en las calles de Buenos Aires la ciudadanía pide un cambio político.

Infografía-La República.