VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más

Rodrigo Vade, constituyente chileno que mintió al decir que tiene cáncer, pidió “disculpas”

El activista de 37 años era vicepresidente adjunto de la Convención y un rostro popular durante las protestas de 2019.

A través de redes sociales, el constituyente Rojas Vade se disculpó con la comunidad chilena y, especialmente, los pacientes de cáncer y sus familiares. Foto: AFP
A través de redes sociales, el constituyente Rojas Vade se disculpó con la comunidad chilena y, especialmente, los pacientes de cáncer y sus familiares. Foto: AFP
Mundo LR

Rodrigo Rojas Vade, reconocido asambleísta de la Convención Constitucional de Chile, pidió “disculpas” al país tras fingir haber sido diagnosticado de cáncer para supuestamente impulsar su popularidad con miras al plebiscito. Con respecto a la investigación en su contra abierta por la Fiscalía, Rojas Vade negó haber cometido un delito.

“Quiero pedir disculpas a todas las personas que se han sentido traicionadas o engañadas por mi conducta, especialmente a quienes padecen cáncer, a organizaciones de pacientes y sus familias”, dijo Rojas Vade en una declaración pública difundida a través de sus redes sociales.

La presidenta de la convención, Elisa Loncón, lideresa y académica mapuche, declaró el miércoles que el caso del constituyente está siendo investigado, puesto que su supuesta condición de enfermo de leucemia le favoreció para ser elegido miembro de la Asamblea.

Si bien Rojas Vade renunció a la vicepresidencia de la Convención, según Loncón, sigue siendo constituyente al tratarse de un cargo “no renunciable”.

“Fue un grave error informar que el diagnóstico de mi enfermedad era cáncer, puesto que no es el correcto. De igual forma (pido) disculpas a todos los chilenos que hacen rifas, completadas (vender hot-dogs), bingos y eventos para pagar tratamientos de enfermos de cáncer”, indicó Rojas Vade.

El activista de 37 años era vicepresidente adjunto de la Convención elegida en mayo y un rostro popular durante las protestas de 2019.

La semana pasada, la Fiscalía inició una investigación de su caso y ordenó a la Policía ubicar y recoger las declaraciones de Rojas Vade en calidad de imputado para determinar si cometió “hechos que pudieran revestir carácter de delito”.

“Aclararé los hechos entregando todos los antecedentes que acreditan mi condición de salud y que demuestran que no he cometido ningún delito: mi enfermedad es real y el dinero que recibí en una actividad solidaria fue destinado a solventar deudas adquiridas por mi condición de salud”, expresó el constituyente.

El caso de Rojas Vade fue un revés para la asamblea chilena que desde julio redacta la nueva carta magna que reemplazará la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Con información de AFP.