Empresa australiana nacida en un garaje crea tecnología para revolucionar paneles solares

El emprendimiento, tras años de investigación, ha logrado un avance en los materiales que promete aumentar la eficiencia y reducir el costo de los paneles solares.

Célula solar generada por SunDrive. Foto: SunDrive
Célula solar generada por SunDrive. Foto: SunDrive
Mundo LR

SunDrive, un startup que fue creada en un garaje de Sidney, en Australia, propone desarrollar paneles solares de cobre. Esta innovación tecnológica podría revolucionar la industria enfocada en las energías limpias, señala Ashlee Vance, comunicadora estadounidense especializada en temas de negocios.

La empresa se fundó en 2015 por Vince Allen. En aquel entonces tuvo una idea de generar paneles solares mucho más económicos: reemplazar la plata que se usa normalmente para extraer la electricidad de los dispositivos con cobre.

El cobre, a diferencia de la plata, es más barato y abundante.

Tras muchos años de intentos, Sundrive encontró una técnica que le funcionó. Esta semana, la empresa demostró que ha elaborado una de las células solares más eficientes de todos los tiempos, con cobre como metal en el núcleo, certifica un laboratorio de pruebas independiente.

Si la startup puede crear en masa su tecnología estaría reduciendo el costo de los paneles solares. Además, la industria dependería mucho menos de la plata.

Los cofundadores de SunDrive, Vince Allen y David Hu. Foto: SunDrive

“Lo que pasa con el cobre es que es muy abundante y, por lo general, unas 100 veces más barato que la plata”, señaló Allen.

La compañía ya ha reunido 7,5 millones de dólares de diversos inversionistas. Resaltan Mike Cannon-Brookes, quien es una de las personas más ricas de Australia, y Shi Zhengrong, multimillonario chino denominado el ‘Rey del Sol’ por su gran papel en la industria de los paneles solares.

“Aproximadamente el 95% de los paneles solares están construidos con células fotovoltaicas hechas de obleas de silicio. Para extraer la corriente eléctrica de las celdas, es necesario fusionarlas con contactos metálicos. Durante mucho tiempo la plata fue el metal preferido porque es fácil de trabajar y muy estable”, concluye el informe de Vance.