EN VIVO - Yo soy All Stars Chile 2021: sigue el minuto a minuto de la gran final EN VIVO - Emelec vs. Barcelona: sigue el minuto a minuto del clásico ecuatoriano

EE. UU. llega a los 20 años del 11-S con Biden debilitado por la salida de Afganistán

Revés. Especialistas desde el país norteamericano relatan las sensaciones alrededor de esta fecha, precisamente cuando el presidente ha perdido popularidad tras el triunfo talibán.

Memoria. Una bandera estadounidense adorna un delantal de metal de homenaje a las personas que perdieron la vida el 11-S. Foto: AFP
Memoria. Una bandera estadounidense adorna un delantal de metal de homenaje a las personas que perdieron la vida el 11-S. Foto: AFP
Adolfo Cuicas

Hace 20 años Estados Unidos (EE. UU.) estaba en la cima geopolítica, la Unión Soviética se había deshecho y China solo era una amenaza económica latente. Su influencia llegaba a casi todos los rincones y moldeaba modelos políticos. Hasta ese día.

El 11-S pasó a la historia porque Al Qaeda, fundada por Osama bin Laden, había hecho lo impensado: atentar contra la primera potencia del planeta. El plan fue completo, como apuntó Daniel García, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional del Ecuador.

“Lo que se había planteado Osama bin Laden desde un punto de vista estratégico lo logró: empantanar a EE. UU. en un conflicto que afecte las mismas bases, los mismos fundamentos de su poder en Medio Oriente”, subrayó García a La República.

Y esto, en su opinión, fue parte de las razones por la cual Washington dejó Afganistán hace pocas semanas: “Los últimos tres presidentes estadounidenses (Barack Obama, Donald Trump y Joe Biden) ya evaluaban la imperiosa necesidad de terminar con este capítulo de la historia de su política exterior”.

“Joe Biden toma una decisión que de una u otra manera ya venía pensándose desde la misma administración de Barack Obama. Evidentemente quien negocia con los talibanes y anuncia la salida de las tropas es el antecesor de Biden, Donald Trump, y el que ejecuta finalmente la decisión es Biden”, narró García.

La fragilidad presidencial

Los sondeos demuestran la caída en la popularidad de Biden y el Partido Republicano ha enfilado sus críticas tras meses de éxito amparados en un buen accionar económico y la rápida vacunación en los primeros días de gestión demócrata.

Expertas en Estados Unidos consultadas por este diario confirmaron el diagnóstico. “Ha habido una disminución en la valoración de su desempeño, pero no se trata solamente del retiro de Afganistán”, afirmó la doctora María Puerta, profesora en la Valencia College.

“Se suma además el repunte en casos por la variante delta, y la renuencia de un sector del país a vacunarse, causando estragos en poblaciones vulnerables. Hay temor de que la inflación se agudice y la economía se paralice de nuevo debido al virus. Este es un panorama que en conjunto ha contribuido a debilitar la evaluación del presidente Biden”, aseguró.

Por su parte, la doctora en Ciencia Política Jennifer Piscopo indicó que mayormente fue el “caos y la confusión” en la retirada de Kabul que la decisión en sí lo que afectó la estimación del mandatario.

“En algunos meses, los votantes afuera de la clase comentarista no van a recordarse del asunto”, sostuvo la especialista de la Occidental College.

La polarización de un país

La figura de Trump, que causa fervor en millones de personas, agitó a la nación en los últimos tiempos. Pese a su derrota en las urnas, el clima político no se ha calmado y los conservadores mantienen un pulso con Biden.

“En un ambiente tan polarizado como el que se vive en el país, vemos cómo en lugar de una opinión pública unida en reconocer la entrega de quienes dieron su vida, en 2001 y en 2021, lo que vemos, lamentablemente, es otro terreno para el antagonismo político. El ambiente es muy difícil, lleno de recriminaciones, pero, sobre todo, de mucha frustración entre los militares que ven estos 20 años ahora bajo cuestionamiento”, resaltó Puerta.

Piscopo indicó que el ambiente varía por regiones. “Pero sin duda la coincidencia de la salida de Afganistán con el veinte aniversario es una oportunidad que están usando los medios para reflejar qué logró los Estados Unidos en el Medio Oriente y Asia central, y hay una desilusión con la ambición estadounidense de estabilizar la región”, señaló.

Analistas coinciden en que fue una derrota global. “Con el retiro, va el reconocimiento expreso de que la misión de imponer una democracia al estilo occidental fracasó”, dijo Puerta.