Foro Iberoamérica rechaza avance contra la libertad de Sergio Ramírez

El comunicado destaca que la detención del escritor nicaragüense por parte del Gobierno de Daniel Ortega “se enmarca en una creciente campaña de persecución a la libertad de expresión y encarcelamiento de la disidencia”.

La Fiscalía acusó y pidió detener a Sergio Ramírez, excolaborador del presidente Daniel Ortega, por actos que “incitan al odio” y por “conspirar” contra la soberanía. Foto: AFP
La Fiscalía acusó y pidió detener a Sergio Ramírez, excolaborador del presidente Daniel Ortega, por actos que “incitan al odio” y por “conspirar” contra la soberanía. Foto: AFP
Mundo LR

El Foro Ibertoamérica han emitido un comunicado este jueves 9 de septiembre en el que rechaza el avance contra la libertad del escritor nicaragüense Sergio Ramírez Mercado.

“Esto se enmarca en una creciente campaña de persecución a la libertad de expresión y encarcelamiento de la disidencia en el país centroamericano, a dos meses de las próximas elecciones presidenciales”, destaca el texto enviado por sus miembros.

Lee el comunicado aquí:

El Foro Iberoamérica rechaza el avance contra la libertad de Sergio Ramírez Mercado

Durante el último miércoles la fiscalía del régimen nicaragüense de Daniel Ortega acusó a Sergio Ramírez de “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia” y ordenó su detención. Esto se enmarca en una creciente campaña de persecución a la libertad de expresión y encarcelamiento de la disidencia en el país centroamericano, a dos meses de las próximas elecciones presidenciales.

Entre junio y agosto de este año, más de 30 referentes, intelectuales y políticos fueron detenidos, entre los que se encuentran varios de los rivales de Ortega en las urnas.

El Foro Iberoamérica repudia enfáticamente cualquier avance sobre la libertad del escritor y exhorta a las autoridades a rever su decisión. La institución también niega rotundamente las acusaciones del régimen hacia Ramírez, uno de los escritores e intelectuales más lúcidos, prestigiosos y reconocidos del continente. La expresión de ideas y la crítica al poder nunca pueden ser sujetas a represalias en una democracia. El diálogo y el debate abierto son partes fundamentales de la construcción de la política y el futuro de las naciones. Las decisiones del régimen de Ortega de silenciar y encarcelar la crítica no son más que la última evidencia de la creciente opresión que vive el pueblo nicaragüense.

Como defensor de la libertad de su pueblo, no es la primera vez que el autor es víctima de un régimen represivo que lo acusa de crímenes inverosímiles. En la década del 70 la dictadura de la familia Somoza, también a través de su fiscalía, acusó a Ramírez de delitos similares cuando luchaba por la libertad de su país. En sus palabras: “las dictaduras carecen de imaginación y repiten sus mentiras, su saña, su odio, y sus caprichos”.

El Foro Iberoamérica expresa su total apoyo y solidaridad con Sergio Ramírez y condena a las medidas adoptadas por la fiscalía del régimen de Daniel Ortega y su familia. La falta de garantías y la intolerancia a la crítica constituyen un sello del régimen que hoy gobierna Nicaragua.

Y hace suyas las palabras del escritor: “Las únicas armas que poseo son las palabras, y nunca me impondrán el silencio”.

Orden de detención por “incitar al odio”

Durante el miércoles 8 de septiembre, la Fiscalía acusó y pidió detener a Ramírez, excolaborador del presidente Daniel Ortega, por actos que “incitan al odio” y por “conspirar” contra la soberanía, en el contexto de juicios abiertos a opositores y a dos meses de las elecciones generales.

“Se presentó acusación en contra de Sergio Ramírez Mercado por realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia”, dijo en un comunicado la Fiscalía, entidad que además lo acusa de recibir fondos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, cuyos directivos están acusados de lavado bienes y activos.

Ramírez, de 78 años, fue miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional que asumió el país tras el triunfo de la revolución de 1979, y fue vicepresidente de Ortega en su primer mandato (1985-1990).

Daniel Ortega me ha acusado a través de su propia Fiscalía y ante sus propios jueces de los mismos delitos de incitación al odio y la violencia, menoscabo de la integridad nacional y otros que no he tenido tiempo de leer, acusaciones por las que se encuentran presos en las mazmorras de la misma familia muchos nicaragüenses dignos y valientes”, dijo el también premio Cervantes 2017, a través de una declaración enviada a los medios.

LR PODCAST: escucha el más reciente episodio de Vuelta al Mundo

Lazy loaded component