Hombre es acusado tras darle galletas de marihuana a su hijo de 14 años en España

El menor tuvo que ser asistido en el hospital por síntomas de mareos, náuseas, visión borrosa y malestar general.

El padre se enfrenta con una acusación por los delitos contra la salud pública y de lesiones en el ámbito familiar. Foto: EFE
El padre se enfrenta con una acusación por los delitos contra la salud pública y de lesiones en el ámbito familiar. Foto: EFE
Mundo LR

En Asturias, comunidad autónoma de España, un hombre enfrenta una acusación penal por darle galletas de marihuana a su hijo de 14 años.

La solicitud de condena por cuatro años y tres meses de prisión fue interpuesta por la Fiscalía del Principado de Asturias y ha sido presentado ante el organismo encargado de la instrucción del procedimiento, el Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo.

De acuerdo con el Ministerio Fiscal, el 6 de febrero de 2021, el acusado se encontraba en su domicilio de Oviedo, la capital de Asturias, con su hijo de 14 años, cuando le dio la golosina.

El menor tuvo que ser trasladado hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tras sentir mareos, náuseas, visión borrosa y malestar general.

La presencia del estupefaciente en el organismo del joven fue certificado tras un estudio de orina. Según el informe emitido por el forense, el menor tardó en curarse dos días sin requerir tratamiento médico específico alguno; además, no tuvo secuelas.

La Fiscalía considera que en este caso hubo delito contra la salud pública, en forma de sustancia, por lo que el progenitor podría afrontar una pena de 3 años y 6 meses de prisión, además de una multa de 15 euros, que, en caso de no cumplirla, equivaldría a un día de privación de libertad.

Además, por el delito de lesiones en el ámbito familiar, la condena sería de 9 meses de prisión y la inhabilitación especial para ejercer la patria potestad de su hijo en un plazo de dos años.

Por último, se le solicitó la prohibición de aproximarse al menor, sea en su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar frecuentando por lo menos a menos de 200 metros de distancia. La comunicación por cualquier medio con su hijo también será vetada.