“Yo no lucho, (sobre)vivo”: muere la fotógrafa que narró su experiencia con el cáncer

La periodista española Olatz Vázquez, quien utilizó sus redes sociales como una herramienta artística para contar su historia, falleció a los 27 años a causa de un cáncer gástrico.

Olatz Vázquez fue colaboradora de XL Semanal, Vogue, Cadena SER, Radio 3 y EL PAÍS, entre otros medios. Foto: captura de Instagram/ olatzvazquez
Olatz Vázquez fue colaboradora de XL Semanal, Vogue, Cadena SER, Radio 3 y EL PAÍS, entre otros medios. Foto: captura de Instagram/ olatzvazquez
Mundo LR

La periodista y fotógrafa española Olatz Vázquez ha fallecido a los 27 años víctima de un cáncer gástrico que le fue diagnosticado con retraso debido a la pandemia. Durante el último año, utilizó sus redes sociales como una herramienta artística para contar su historia en primera persona.

Olatz Vázquez, afincada en Euskadi, logró reunir más de 100.000 seguidores que presenciaron sus avances y retrocesos, y la apoyaron durante toda la enfermedad. Si bien luchó hasta el final, su estado empeoró en las últimas semanas.

Su padre, Mike Vázquez, agradeció los mensajes de cariño que ha recibido y declaró que “no puede estar más orgulloso” de su hija. “Hace días nos dijo: no quiero morirme, me quedan muchas cosas por hacer. Las habría hecho y serían maravillosas”, escribió en un tuit antes de confirmar el deceso en la Cadena SER.

Tras el anuncio, miles de internautas llenaron las redes con fotos y mensajes de agradecimiento y despedida, acompañados de la etiqueta #UnaFotoParaOlatz.

Olatz Vázquez fue colaboradora de XL Semanal, Vogue, Cadena SER, Radio 3 y EL PAÍS, entre otros medios. En mayo de este año, sus obras fueron expuestas en el Festival Internacional de Fotografía de Belgrado.

En 2020, participó en Madrid en las muestras de fotografías Historia de una Leica de James Rhodes, en la Leica Gallery, y Glitch Chiks, en Espacio Cómplice. En junio del año pasado, contó su diagnóstico mediante sus plataformas.

“Jamás pensé que diría esto, pero tengo cáncer. Cáncer de estómago. Todavía me cuesta escribirlo, más leerlo, pero sé que es parte del proceso: la aceptación y la normalización de vivir con una enfermedad grave. Quería compartir este momento con vosotros porque mi mayor inspiración para fotografiar es mi vida, y mi vida ahora es esta”, escribió entonces.

En su cuenta de Instagram aún se leen sus últimos mensajes: “Yo no lucho, (sobre)vivo”, “He perdido a la Olatz que era. Entre tratando de estabilizarme unas náuseas y vómitos, y me quedé por un fallo intestinal. La enfermedad, que me acompaña ha hecho de la suyas cuando yo más más débil estaba. Me he convertido en una persona totalmente dependiente de los míos, ya que vivo 24/7 conectada a alimentación parententeal”.

Con información de Sputnik News.