EN VIVO - Real Madrid vs Elche: minuto a minuto del partido por la Copa del Rey

Afgano condenado por violación y deportado volvió a EE. UU. en vuelo de evacuación

Ghader Heydari se declaró culpable de violación y estuvo en prisión por más de cinco años, pero lo dejaron libre bajo supervisión antes de que cumpla toda su condena.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no se ha pronunciado sobre cómo no se pudieron detectar los antecedentes penales del violador antes de llegar a Estados Unidos. Foto: referencial/AFP
El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no se ha pronunciado sobre cómo no se pudieron detectar los antecedentes penales del violador antes de llegar a Estados Unidos. Foto: referencial/AFP
Mundo LR

Ghader Heydari, afgano deportado en el Gobierno de Donald Trump tras cumplir una condena por violación sexual, volvió a Estados Unidos en uno de los vuelos de evacuación procedentes de Afganistán. Su nombre apareció en la pantalla como deportado cuando entró por el aeropuerto en Dulles, Virginia.

Stephen Dinan del Washington Times informó que Heydari llegó por primera vez a Estados Unidos como refugiado y se le entregó la tarjeta verde en el 2000. Diez años después se declaró culpable de violación en el condado de Ada, Idaho, y estuvo en prisión por más de cinco años.

En el 2015 lo dejaron libre bajo supervisión, pero todavía faltaban 13 años para que se cumpla su condena. Ahora su nombre y antecedentes aparecieron en registros oficiales al querer entrar a EE. UU. Esta situación ha generado grave preocupación por la fragilidad del sistema de registro para quienes logran salir de Afganistán.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) hasta el momento no se ha pronunciado sobre cómo Heydari pudo abordar el vuelo hacia Estados Unidos como refugiado sin que se detecten sus antecedentes penales. De acuerdo a últimos informes, el hombre afgano se encuentra en el Centro de Detención Caroline de Bowling Green, Virginia.

Sin embargo, este no ha sido el único caso en que se ha vulnerado la seguridad del país norteamericano, pues en Catar, nación que ha servido como camino hacia EE. UU., se detectó que uno de los afganos tenía relaciones con ISIS. Después se descubrió que un centenar de ellos aparecían en una lista donde se especifica que tenían posibles nexos con terroristas.