Mundo

Universidad china elabora lista de estudiantes LGTBI y reaviva temor por represión

La Universidad de Shanghai dirigió una encuesta a sus estudiantes preguntando por preferencias sexuales y estado psicológico. Los fines de la información recopilada son vagos.

Debido a la nula transparencia sobre los fines del listado, la comunidad de estudiantes y activistas LGTBIQ+ teme futuras represalias. Foto: EFE
Debido a la nula transparencia sobre los fines del listado, la comunidad de estudiantes y activistas LGTBIQ+ teme futuras represalias. Foto: EFE
Mundo LR

La Universidad de Shanghai en China, una de las más reconocidas en el país, está recopilando datos personales de sus estudiantes a través de una encuesta, donde se les pregunta por sus preferencias sexuales. El temor de los miembros de la comunidad LGTBIQ+ del campus reside en la nula transparencia acerca de los fines del listado.

El hecho se conoció luego de una publicación en el sitio web Weibo, una red social similar a Facebook, donde se subió una imagen de dicha encuesta. En ella se puede ver que se solicita a los estudiantes “requisitos relevantes”, tales como información sobre sus preferencias sexuales, su condición psicológica y su estado mental.

Hasta el momento no se ha esclarecido las intenciones del listado, pero la acción genera preocupación entre los activistas y estudiantes de dicha comunidad que temen una persecución por su identidad sexual. Sus temores tienen asidero en el incremento de acciones autoritarias del gobierno contra la comunidad LGTBIQ+.

En julio de este año, por ejemplo, la plataforma WeChat, que pertenece al gigante chino Tencent, eliminó docenas de cuentas de organizaciones estudiantiles pertenecientes a la comunidad LGTBIQ+ por una presunta violación de normas de seguridad.

Hechos similares se presentaron cuando un tribunal chino falló a favor de una editorial de textos universitarios que fue querellado por considerar la homosexualidad como transtorno mental.

James Palmer, editor de Foreign Policy, señaló que quizás el listado no tendrían fines de persecución homofóbica, sino de un sistema de censo y monitoreo de activistas potenciales.