Bolivia: envían a prisión a una mujer acusada de envenenar a sus dos hijos

La mujer es investigada por el supuesto doble infanticidio de sus hijos, un niño de 5 años y una niña de 7, quienes murieron intoxicados con una sustancia aún no identificada.

Los agentes policiales llegaron a la vivienda y trasladaron a los menores de edad al hospital de Copacabana (Bolivia), a donde llegaron “sin signos vitales”. Foto: AFP/referencial
Los agentes policiales llegaron a la vivienda y trasladaron a los menores de edad al hospital de Copacabana (Bolivia), a donde llegaron “sin signos vitales”. Foto: AFP/referencial
Agencia EFE

Un juzgado de Bolivia envió a prisión de forma preventiva a una mujer investigada por la muerte por envenenamiento de sus hijos de 5 y 7 años, informó este sábado, 28 de agosto, la Fiscalía General del Estado.

El Juzgado de Instrucción en lo Penal de la localidad de Copacabana, fronteriza con Perú, determinó la detención preventiva de la mujer identificada con las iniciales R.P.A., de 25 años, en la cárcel de Obrajes en La Paz, según un boletín de prensa de la Fiscalía.

La mujer es investigada por el supuesto doble infanticidio de sus hijos, un niño de 5 años y una niña de 7, quienes murieron intoxicados con una sustancia aún no identificada, señaló el fiscal departamental de La Paz, William Alave.

En la audiencia cautelar, el Ministerio Público presentó “el informe de intervención policial, acta del levantamiento legal de cadáveres de los menores, acta de colección de indicios materiales, registro del lugar del hecho y otros elementos”, explicó Alave, citado en el comunicado.

“Además, concurrieron los riesgos de peligro de fuga y obstaculización, por lo que la autoridad jurisdiccional determinó la detención preventiva de la madre de las víctimas”, añadió el fiscal.

El suceso ocurrió en Copacabana y se conoció durante la noche del último lunes, cuando la madre de los niños llamó a la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) e indicó que los pequeños no se despertaban, explicó, por su parte, el fiscal de esa localidad, Richard Ticona.

Los agentes policiales llegaron a la vivienda y constataron que los menores se encontraban recostados en su cama, por lo que se decidió trasladarlos al hospital de Copacabana, a donde llegaron “sin signos vitales”, según el comunicado del Ministerio Público.

Tras revisarlos, el médico del lugar explicó que los niños tenían “signos de envenenamiento, por lo que se procedió a la aprehensión de la madre”, quien manifestó que, “por descuido, habría dado de comer pito (una harina de cereal andino) con veneno a sus hijos”, refiere el boletín de prensa.

La autopsia realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) señaló que la causa de muerte de los niños es “anoxia cerebral, asfixia mecánica por broncoaspiración e intoxicación por sustancia desconocida” que se determinará mediante una “pericia toxicológica”, según la misma fuente.

A principios de mes, la Fiscalía boliviana informó que, desde enero hasta el 1 de agosto, se registraron 22 casos de infanticidio, la mayoría perpetrados por madres, padres y padrastros de los menores.

El grupo etario de mayor prevalencia es de 1 a 5 años, seguido por los menores de un año, según el Ministerio Público.