Organización Panamericana de la Salud: “La situación en Haití es especialmente grave”

“Las secuelas del terremoto, combinadas con la pandemia, presentan una situación muy desafiante”, apuntó la entidad. Destacó la amenaza adicional de la temporada de huracanes.

Haití necesita desde agua potable, alimentos y productos de higiene básicos hasta medicamentos, equipos de salud, insumos y personal médico y apoyo logístico. Foto: AFP
Haití necesita desde agua potable, alimentos y productos de higiene básicos hasta medicamentos, equipos de salud, insumos y personal médico y apoyo logístico. Foto: AFP
Agencia AFP

La OPS, oficina de las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó este miércoles 18 de agosto la situación “especialmente grave” que atraviesa Haití y pidió ayuda a la comunidad internacional.

El país más pobre de la región fue sacudido el fin de semana por un sismo de magnitud 7.2, que dejaba al menos 2.189 muertos y más de 12.268 heridos. La tormenta tropical Grace provocó luego lluvias torrenciales, con advertencias de inundaciones y deslizamientos de tierra y pronóstico de nuevas tormentas.

Esto se sumó al fuerte impacto de la COVID-19 en la nación caribeña, una de las últimas en el mundo en empezar su campaña de vacunación, y aún en shock por el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio.

“La situación en Haití es especialmente grave”, declaró en rueda de prensa la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

“Las secuelas del terremoto, combinadas con la pandemia, presentan una situación muy desafiante”, apuntó al señalar la amenaza adicional de la temporada de huracanes.

Etienne sostuvo que la nación requiere desde agua potable, alimentos y productos de higiene básicos, hasta medicamentos, equipos de salud, insumos y personal médico y apoyo logístico.

“Las necesidades son inmensas en Haití en este momento”, expresó. “Tenemos víctimas atrapadas y hospitales abrumados”, detalló.

La infraestructura de salud en el país fue golpeada por el sismo; en total, 24 centros sufrieron daños, muchos en el primer nivel de atención, según la OPS.

“Hay una necesidad urgente de restablecer los servicios de salud, principalmente en las zonas más afectadas, y de garantizar agua y saneamiento adecuados para prevenir el aumento de las enfermedades diarreicas, respiratorias y cutáneas”, enfatizó Etienne.

“Ciertamente esperamos que la comunidad internacional pueda unirse para ayudar y brindar el apoyo logístico aéreo y terrestre que se requiere con urgencia para evacuar a los pacientes y transportar suministros humanitarios esenciales. Y esto es necesario ahora”, explicó.

Etienne indicó que la OPS continuará apoyando la lucha contra el coronavirus en Haití, incluida la vacunación en curso, que, como en el resto del Caribe, enfrenta una “significativa resistencia” de la población.

Haití recibió el 14 de julio 500.000 dosis de vacunas anti-COVID-19 donadas por Estados Unidos a través del mecanismo global Covax.

El subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa, contó el miércoles que hasta ahora fueron aplicadas unas 21.000 dosis. “Estamos trabajando con el ministerio de Salud para agilizar el proceso de vacunación a pesar de todos los desafíos que enfrenta Haití”, aseguró.