Papa Francisco pidió vacunarse contra la COVID-19 como un “acto de amor”

El líder de los católicos se dirigió en especial a las personas que tienen temor a las vacunas. Afirmó que inmunizarse es “amor por uno mismo, amor por la familia y los amigos”.

Desde el Vaticano, el pontífice dio el mensaje para la iniciativa estadounidense “It’s up to you” (De ti depende). Foto: EFE
Desde el Vaticano, el pontífice dio el mensaje para la iniciativa estadounidense “It’s up to you” (De ti depende). Foto: EFE
Mundo LR

El papa Francisco se dirigió a los pueblos americanos, en especial a aquellas personas que no quieren vacunarse contra la COVID-19. El jefe de la Iglesia católica dijo que inmunizarse “es un acto de amor”. Sus declaraciones se dieron al encabezar una campaña para fomentar la confianza hacia el fármaco contra el coronavirus.

“Con espíritu fraternal, me uno a este mensaje de esperanza para un futuro mejor. Gracias a Dios y al trabajo de muchos, hoy tenemos vacunas para protegernos de la COVID-19,” dijo el pontífice en un mensaje para la iniciativa estadounidense “It’s up to you” (De ti depende).

“Ellas (las vacunas) traen esperanza para acabar con la pandemia, pero solo si están disponibles para todos y si colaboramos unos con otros”, añadió Francisco en un video dirigido a comunidades afectadas por el virus en América del Norte, Central y Sur.

“Ayudar a que la mayoría de la gente se vacune es un acto de amor. Amor por uno mismo, amor por la familia y los amigos, amor por todos los pueblos. El amor es también social y político”, agregó el Vicario de Cristo de 84 años.

Lazy loaded component

La iniciativa fue orquestada por los cardenales y arzobispos de Brasil, El Salvador, Honduras, México y Perú. Desde territorio nacional, el monseñor Miguel Cabrejos, presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), hizo un llamado a la unidad y retomó el aspecto de la protección de la salud integral, invitando a vacunarse porque “la vacunación es segura y eficaz”.

Las voces religiosas hacen eco, ya que pese a las campañas masivas de vacunación, la desconfianza en los gobiernos o las farmacéuticas y las teorías de conspiración alimentan la transmisión del virus y con fuerza de la variante Delta.

Desde el inicio de la pandemia a finales de 2019, el SARS-CoV-2 se cobró la vida de al menos 4 361 805 personas en todo el mundo, según datos recopilados por la AFP.

Entre las naciones con más altas cifras de fallecimientos y contagios está Estados Unidos con 621.635 muertes y 36 678 972 contagios, donde los recientes reportes de decesos y casos graves de la enfermedad se han dado entre personas no vacunadas. Le siguen Brasil, con 569.058 muertos y 20.364.099 casos, India, con 431.642 muertos y 32 225 513 casos; México, con 248.380 muertos y 3 101 266 casos y Perú, con 197.393 muertos y 2 133 812 casos detectados.